REHABILITACIÓN

La Universidad comienza la reconquista de Cádiz

En los próximos días comenzarán las obras en el Colegio Mayor Beato Diego y en Olivillo, además de verse más cerca la cesión de Valcárcel

Los tres edificios que rehabilitará la UCA
Los tres edificios que rehabilitará la UCA - ANTONIO VÁZQUEZ

Con pico y pala. Así ha iniciado la Universidad de Cádiz la reconquista del espacio que ha ido cediendo en la capital durante los últimos veinte años. Poco a poco, el proyecto estrella que trajo en su portafolio el actual equipo rectoral de la Universidad de Cádiz, ese cinturón universitario que soñaba el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, va tomando forma. En pocos días comenzarán las obras en el añorado colegio mayor Beato Diego, que fue no sólo residencia estudiantil sino símbolo de las aspiraciones de la Universidad gaditana, y se podrán poner los primeros ladrillos del futuro Centro de Transferencia Empresarial de la UCA en El Olivillo.

Estos dos nuevos avances en las licitaciones de obras se suman a la reciente confirmación de la devolución del edificio Valcárcel por parte de la firma Zaragoza Urbana, que se confirmará el próximo 23 de noviembre en el Pleno de la Diputación Provincial. Una vez realizado el trámite, será cedido a la Universidad quien rehabilitará el edificio. En este trámite juega un papel decisivo el Ayuntamiento, que deberá modificar parte su plan urbanísitico para segregar la parcela del aparcamiento de Valcárcel, donde la firma turística levantará un hotel y un aparcamiento.

Finalmente, la UCA asumirá este proyecto trasladar a este enclave los estudios de Ciencias de la Educación, pero siempre condicionado a que se le ceda también el Campo de las Balas (donde iba a construirse la ampliación del Parador de Cádiz, otro proyecto descartado por la crisis) para las prácticas deportivas del alumnado, como recuerda el rector de la UCA cada vez que surge el tema de Valcárcel.

Valcárcel

En este proceso parece que al fin todas las administraciones van de la mano, tanto Consistorio como Diputación o Junta de Andalucía y la propia Universidad tienen ánimo de entenderse para sacar adelante un proceso de recuperación que lleva más de quince años encallado.

Una vez que los técnicos de Diputación han finalizado el extenso informe para la devolución del Valcárcel, el alcalde de Cádiz, José María González, se ha mostrado entusiasmado con el uso universitario que finalmente tendrá un edificio que fue símbolo de la lucha ciudadana años atrás por recuperar edificios abandonados. «Para mí, recuperar Valcárcel es uno de los tesoros, de los caramelos más bonitos con los que me he encontrado desde que soy alcalde», en palabras del primer edil gaditano, quien mostró su total disposición a avanzar en los trámites que le correspondan al Consistorio.

Por su parte, el rector de la UCA. Eduardo González Mazo, ha subrayado la labor del diputado Fran González, «quien ha llevado personalmente esta gestión en la administración provincial, y de la presidenta Irene García, que ha cumplido lo que ya manifestó en su discurso de investidura».

El rector ha querido recordar también que la Universidad se ofreció a darle uso a este edificio singular cuando ya se habían descartado otros usos, como el hotelero. De hecho, la presidenta de Diputación, Irene García, ha agradecido la implicación de los responsables técnios del ente provincial y del Ayuntamiento de Cádiz, «que mostró complicidad desde que se le informó del asunto» y de la propia firma Zaragoza Urbana, «que ha tenido un buen talante».

Colegio Mayor Beato Diego

Las últimas noticias acerca del proyecto de reconstrucción del recordado Colegio Mayor Beato Diego las ofrece el propio rector, quien ha explicado que de las 25 empresas que acudieron a visitar el solar han presentado proyecto de construcción 12 firmas, «confiando en que las obras comiencen antes de final de este año».

En agosto se realizaron las catas arqueológicas preceptivas y entre ese mes y el de septiembre se desalojaron los muebles y enseres para no dilatar el comienzo de las obras cuando culminen los plazos de licitación y adjudicación. En estos días se ha licitado la obra y está todo previsto para su contratación durante la semana próxima. La ejecución de este proyecto en el antiguo Colegio Mayor Beato Diego tiene un plazo de 18 meses y un presupuesto de 4.274.000 euros, sufragado con fondos propios de la Universidad de Cádiz.

Cuando las obras hayan concluido, el edificio contará con 99 habitaciones, además de zonas comunes (comedor, sala de estudio, de ocio, salón de actos) y un parking subterráneo de 32 plazas bajo las pistas deportivas. Entre las novedades que ofrece el proyecto ha destacado la propuesta de apertura tanto del edificio como de los patios al jardín Botánico. La superficie construida ascenderá a 5.815,05 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas más semisótano.

Así, este viejo edificio recuperará su uso, a la vez que se materializará la vieja aspiración de la UCA de ofrecer a la comunidad universitaria una residencia moderna. El Colegio aportará, además, una vinculación con la Facultad de Medicina, el parque Genovés y el jardín Botánico.

El Olivillo

El proyecto más innovador que aportará el nombrado cinturón universitario será el Centro de Transferencia Empresarial (CTE) El Olivillo, donde se fomentarán las relaciones entre la comunidad universitaria y el tejido empresarial. El rector pretende que El Olivillo se convierta «en el epicentro de la innovación y transferencia de la Universidad de Cádiz, pero es un centro que va más allá de la UCA, en donde tendrán presencia otras entidades y organizaciones empresariales». Este centro será un «espacio de cooperación para la innovación» entre empresas y la universidad.

El Gobierno andaluz lo ha incluido en la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) para el periodo 2014/20 con un presupuesto de más de 4 millones de euros, que permitirá la conversión de este emblemático edificio en ruinas del casco histórico en el epicentro de la innovación y transferencia de la Universidad de Cádiz.

A finales de julio ya se finalizó el plazo establecido para la presentación de proyectos y la UCA recibió siete propuestas, ya valoradas por el Área de Infraestructuras de la UCA. En los próximos días se adjudicará el proyecto ganador y, posteriormente, será presentado públicamente. Dicho proyecto contará con un presupuesto de 3.636.000 euros.

Este es el primer proyecto vinculado a la ITI que, elaborado y presentado por la Universidad de Cádiz, verá la luz en la provincia. El edificio ocupa una parcela de 1.551 metros cuadrados, con 4.150 metros cuadrados construidos. En él se ofrecerá asesoría legal en innovación para empresas, consultoría en I+D+i, gestión de proyectos de innovación y asesoramiento tecnológico, oficina de proyectos europeos, la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI), oficina de rrácticas de empresas y empleo, así como las cátedras externas UCA; servicios de transferencia e innovación para las empresas, entre otros muchos servicios de apoyo a emprendedores.

Para cerrar este magnífico cinturón que planea la UCA solo falta que el edificio de Náutica recupere su esplendor. Actualmente se encuentra precintado por riesgo de derrumbe. Pero esta propiedad de la Junta de Andalucía aún no tiene vinculación alguna con la entidad universitaria gaditana. Por ahora.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios