Unicaja expone el tributo a Frida Kahlo del pintor Fausto Velázquez en Cádiz

La muestra ya ha visitada en Sevilla, Málaga, Almería y Ronda

CÁDIZActualizado:

La Fundación Unicaja ha inaugurado este jueves en la ciudad de Cádiz la exposición 'Frida Kahlo: la vida como obra de arte', en la que el pintor sevillano Fausto Velázquez reinterpreta y homenajea a la célebre artista mexicana.

Según informa la Fundación Unicaja en un comunicado, la muestra, que ya ha visitado Sevilla, Málaga, Almería y Ronda, se mantendrá abierta al público en el Centro Unicaja de Cultura, desde este y hasta el próximo 27 de enero, de 11,00 a 14,00 horas y de 18,00 a 20,00. Los sábados, domingos y festivos permanecerá cerrada.

La organización de esta exposición, a cuya presentación han asistido la responsable de la unidad de Artes y Espacios Museísticos de la Fundación Unicaja, Emilia Garrido, y el artista, Fausto Velázquez, se enmarca en el interés de esta entidad por difundir la cultura y acercar al gran público expresiones artísticas de calidad.

Así, 'Frida Kahlo. La vida como obra de arte' reúne las últimas creaciones del galerista, artista y coleccionista Fausto Velázquez. Se trata de una serie de retratos en los que el pintor sevillano reinterpreta a Frida, reflejando al mismo tiempo la pasión que siente por su rostro icónico y por su azarosa y dramática vida.

La exposición, que consta de un total de 65 obras, tiene confirmado un amplio itinerario expositivo, con fechas confirmadas próximamente para salas de ciudades como Madrid, Tokio, Ciudad de México y Nueva York.

Un retrato de la creadora mexicana realizado en 1939 por el fotógrafo Nicholas Murray, que se convertiría en su amante, fue el motivó que inspiró a Velázquez a la hora de concebir este proyecto.

Para el artista nacido en la localidad sevillana de La Algaba, Frida Kahlo no era guapa, "pero tenía un gran atractivo". "Me interesa sobre todo como un personaje, por lo que significó para la liberación de la mujer; fue una mujer libre, tuvo amantes de ambos sexos y, aunque amó a su marido, el pintor mexicano Diego Rivera, nunca fue esclava de ese amor", ha añadido.

FRIDA KAHLO CON MANTÓN DE MANILA

En varios de los retratos Velázquez plasma a Kahlo ataviada con un mantón de Manila diseñado por los sevillanos Victorio y Lucchino, amigos y vecinos del pintor. Para hacer estas obras fotografió a una conocida vistiendo esta prenda y simultaneó esa imagen con el retrato del rostro de la mexicana elaborado por Murray.

Fausto Velázquez es uno de los más singulares y relevantes autores del panorama plástico andaluz. A lo largo de más de 30 años vinculado al mundo de las artes, la docencia y la gestión cultural, ha demostrado su total devoción por la creación.

Formado en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, inició su andadura en el ámbito teatral como director del Teatro Algabeño, a la vez que daba forma a sus primeros grabados en compañía de amigos como Francisco Cortijo, Félix de Cárdenas o Francisco Reina. De forma casi paralela inició su faceta docente como profesor de dibujo en varios centros andaluces.

En 1976 se inició en la edición de obra gráfica y fundó el taller del grabado que dio origen a la galería de arte 'Fausto Velázquez', cuya actividad perduró hasta mediados de los noventa. Tras su cierre, regresó a la pintura. Maestro del retrato, íntimo y eficaz, basa buena parte de su trabajo en la fidelidad y rotunda corrección de un dibujo de claros perfiles y poderosa robustez.