Imagen de archivo de un 'Hospitality' a bordo
Imagen de archivo de un 'Hospitality' a bordo
TURISMO

El turismo de Cádiz capital reclama algo de atención del Ayuntamiento

De los grandes fastos del Bicentenario al olvido de la promoción turística, en una ciudad que recibe por ‘castigo’ a cientos de miles de viajeros al año

CÁDIZActualizado:

Lo de Cádiz no es habitual. Esta ciudad despierta un interés turístico internacional que no es proporcional con el trabajo realizado desde las administraciones públicas ni mucho menos con los presupuestos promocionales destinados a este sector. Sin ir más lejos, esta semana Cádiz aparecía como uno de los destinos emergentes europeos, es decir, de los que más y mejor se está hablando en el último año.

Desde que vivimos en esta aldea global, con la ventana de internet siempre abierta, a este rincón del Sur le llueven los turistas de una forma desproporcionada a su tamaño y su esfuerzo por captarlos. Esto, que puede parecer a primera vista un negocio redondo (poca inversión, mucha publicidad), no lo es tanto si se piensa que la comunicación hay que dirigirla para que este flujo turístico sea rentable de verdad en un destino.

Sin embargo, en la capital gaditana se ha pasado de los grandes fastos del Doce, cuando el Ayuntamiento de Cádiz imprimía cientos de miles de folletos, pagaba excursiones, y presentaba un estand propio (aparte del que monta el Patronato Provincial)en las ferias internacionales de Turismo como Fitur; al olvido total de las políticas turísticas.

En estos días el portavoz del grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz, Juan Manuel Pérez Dorao, lamentaba públicamente la ausencia de información sobre el contenido turístico que promocionará la ciudad de Cádiz en la próxima edición de Fitur, que se celebrará entre el 17 y el 21 de enero.

Este portavoz advertía que en las dos últimas ediciones de Fitur no se ha dado continuidad a las campañas presentadas, «en 2016 se vendió la marca ‘Cádiz, Faro del Sur’, que no tuvo ningún seguimiento más allá de la feria, y en 2017 se presentó con ‘Carnaval en Libertad’». El representante de Ciudadanos asegura que «esto demuestra que no existe un plan estratégico que realmente ayude a afianzar el motor turístico de nuestra ciudad», lo que debería ser uno de los principales objetivos.

De carril

La concejala de Turismo del Ayuntamiento de Cádiz, Laura Jiménez, explicó que «el Ayuntamiento acude a esta feria de promoción turística junto a la Diputación Provincial». Esto es totalmente cierto, se hace así desde 2015 pero esta estrategia no responde al problema subrayado por el portavoz de Ciudadanos, sino que lo corrobora. Ahora, la capital acude amparado por el Patronato de Turismo igual que puede hacer un pequeño municipio como Benaocaz. Todos asisten, a su vez, de la mano de Turismo Andaluz (organismo autonómico con competencias y presupuesto para las políticas comerciales turísticas).

Según explica el exedil de turismo Bruno García, ahora en la oposición, el actual equipo de gobierno local no ha renovado siquiera las rutas turísticas pintadas sobre el acerado de Cádiz, el programa ‘Hospitality’ que realizaba el gobierno del PP a bordo de los cruceros se mantiene tal cual, sin revisar ni ampliar.

«Estamos observando más problemas burocráticos en este gobierno que iniciativas a favor del turno», sentencia García, haciendo referencia a la gestión del personal de las oficinas de recepción turística municipales (sitos en Canalejas y al inicio de la Avenida, así como los puntos que se habilitan en las playas de La Caleta y Victoria en temporada alta turística).

Bruno García subraya que «el reto de Cádiz no es que llegue gente, porque ya lo hacen, sino sacar el máximo provecho a esa visita. Y como ejemplo de lo que no se debe hacer, tuvieron cerrada la oficina de turismo de La Caleta durante casi un año y la reabren cuando protestamos pero no mantienen una política clara al respecto».

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC), presidida por el socialista José Luis Blanco, está asumiendo la parte de promoción turística que le corresponde por ser puerta de entrada de cientos de miles de cruceristas cada año pero ejecuta sus misiones comerciales de forma autónoma, acudiendo a ferias internacionales del sector como la Seatrade de Miami, a la que nunca falta.

Éste es el único organismo que está ejecutando un plan para la optimización del turismo y baraja la posibilidad de construir un hotel en suelo portuario para fomentar que Cádiz sea base para cruceros y aumente la estancia y el gasto de los viajeros que lleguen a este destino.