TRIBUNALES

El TSJA absuelve a uno de los hermanos Polacos condenados por el crimen de Segunda Aguada

La Audiencia de Cádiz había considerado probado a los dos hermanos coautores de la muerte de 'Chano' que falleció de una puñalada en la espalda durante una pelea con ellos

Actualizado:

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha absuelto a uno de los dos hermanos, conocidos como Los Polacos, que había sido condenado a doce años de prisión en noviembre del pasado año por la Audiencia Provincial por el homicidio de Sebastián M. G., 'Chano', en la avenida Segunda Aguada de Cádiz en abril de 2016.

Según fuentes del TSJA consultadas, el fallo de la Sección Cuarta se recurrió a la Sala de lo Civil y lo Penal del tribunal andaluz y tras resolver este recurso han absuelto a Daniel R. T. y se emitió de inmediato oficio para su puesta en libertad ya que cumple prisión preventiva desde el momento de los hechos.

Como se recordará, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial condenó a doce años de prisión a los hermanos Miguel y Daniel R. T., conocidos como 'Los Polacos', por matar a Sebastián M.G. tras asestarle una puñalada por la espalda en la avenida Segunda Aguada en abril del pasado año. Al tercer implicado, Jonathan M. F., se le condenó a dos años de cárcel como autor responsable de un delito de lesiones. La Fiscalía pedía para los dos hermanos 13 años y para el otro acusado, ocho.

El fallo consideraba como hechos probados que la relación entre Jonathan y Daniel no era fácil porque el primero le exigía bajo amenazas al segundo que le diera droga. Así el 15 de abril se produjeron unos enfrentamientos entre los tres acusados agravándose la situación hasta el punto de que decidieron salir con armas blancas a fin de dejar zanjada la situación cuando se encontraran.

El encuentro se produjo a primeras horas de la madrugada del 16 en la avenida Segunda Aguada, estando Jonathan acompañado de su amigo Sebastián Moreno, alias ‘Chano’ (la víctima). Nada mas verse se enfrentaron iniciándose una pelea durante la cual Jonathan pinchó a Miguel a la altura del estómago y le clavó en dos ocasiones seguidas el cuchillo que portaba en la axila necesitando puntos de sutura para su curación. Sebastián le dio un puñetazo en la nariz a Miguel cayendo ambos al suelo. Fue entonces cuando Miguel clavó a Chano el cuchillo que llevaba, de 31 centímetros de largo en la espalda, «con la intención de quitarle la vida», dictó la sentencia.

Según el fallo, Daniel (el ahora absuelto) sabía que Miguel portaba dicho cuchillo para hacer uso de él en el próximo encuentro con Jonathan. Al clávaselo en la espalda de Sebastián le afectó el hemotorax izquierdo, llegándole hasta el pulmón izquierdo. La herida le provocó una grave disminución de capacidad respiratoria, que en minutos causó su muerte.

Para la Sección Cuarta los dos hermanos fueron coautores del homicidio porque, según la jurisprudencia expuesta, dominaron conjuntamente la totalidad del hecho delictivo. Para la Sala no quedaba acreditado que Daniel intentara apartar a su hermano de la pelea por lo que no cree que intentara huir como aseguró, algo que ahora el TSJA no comparte al absolverlo. Ni esta coautoría ni que fuera cooperador necesario en el crimen.