Cádiz Provincia
ASUNTOS SOCIALES

«Somos pobres pero tenemos una dignidad, no hay derecho a esto»

Más de un centenar de personas vuelve a esperar en plena calle durante toda la noche para intentar conseguir una cita con su trabajadora social

CÁDIZActualizado:

La situación en materia social en la capital empeora por días sin que se ofrezca una solución efectiva por parte del equipo de Gobierno que anunció, no sólo durante la campaña electoral sino nada más llegar a la Alcaldía, que iba a acabar con los problemas sociales de la ciudad. La madrugada de este lunes volvieron las colas ciudadanas a las puertas de las delegaciones de Asuntos Sociales para intentar conseguir una cita con las trabajadoras sociales. Los problemas de vivienda, empleo, luz o agua suelen ser los más demandados pero también hay personas que acuden a solicitar ayudas para poder llegar a fin de mes y dar de comer a sus familias.

Más de un centenar de personas aguardaba a las puertas de la delegación de la calle Zaragoza. Algunas llegaron pasadas las diez de la noche y el resto se fueron incorporando a lo largo de la madrugada hasta que a las ocho de la mañana llegaron los técnicos municipales para abrir el libro de citas.

Expresiones como «esto es una vergüenza», «nos sentimos impotentes» o «esto es inhumano» podían escucharse desde primeras horas de la mañana, cuando las colas ya llegaban a la plaza de San Antonio a la altura de la calle Veedor. Asimismo, en la sede de Asuntos Sociales de La Laguna también se produjeron largas colas y muchos usuarios se quedaron incluso sin cita después de haber esperado durante horas.

Una de ellas aseguraba ayer a LAVOZ que «somos pobres pero tenemos una dignidad. No entendemos por qué nos tienen que castigar así para pedir una cita. Llevo muchos años solicitando ayudas y esto nunca había pasado». Estas colas, en las que se respira un clima de decepción y crispación, se repiten cada quince días ya que el equipo de Gobierno decidió cambiar el sistema de petición de citas anterior. Así, cada dos semanas se abre el libro de citas hasta llegar al cupo de 90. Si el número de usuarios en cola excede los noventa -un hecho más que habitual- el resto se queda sin cita viéndose obligado a volver a guardar cola quince días después.

Ante esta situación, que ha generado el malestar de los usuarios y las críticas de los grupos de la oposición, el equipo de Gobierno ha comenzado a tomar medidas y ha empezado a rectificar su sistema de petición de citas.

Según informó ayer el propio Ayuntamiento, en el día de ayer se atendieron a un total de 157 personas y «a todas se les ha atendido, bien resolviendo el trámite en el momento en los casos que ha sido posible, bien dándole una cita con su trabajadora social».

La concejal responsable de los Asuntos Sociales en el Ayuntamiento, Ana Fernández, explicó ayer que se han dado citas hasta mediados del mes de octubre (es decir, para un mes) con el objetivo de «poder mantener el libro abierto para ir atendiendo a las personas».

Por otro lado, la edil de Podemos anunció que se reforzará la atención de la delegación de Asuntos Sociales con la incorporación de una nueva persona «que ayudará a agilizar el sistema de citas». Explicó que el objetivo es que esta persona se incorpore en las próximas semanas y contribuya a mejorar el sistema «actuando como intermediario de los trabajadores sociales y el usuario», función que los grupos de la oposición no han terminado de entender, por lo que piden explicaciones de las tareas de este nuevo trabajador.

Concretamente, la concejal del PP, Mercedes Colombo, calificó de «ridícula» la solución que han ofrecido para intentar acabar con las largas colas que se producen cada quince días en las calles de la ciudad. «Como siempre todo llega tarde y mal cuando hay además personas dentro del equipo de Gobierno que conocen la situación de Asuntos Sociales muy de cerca», señaló Colombo.

Por su parte, desde Ciudadanos, la concejal María Fernández-Trujillo, declaró que «nos encontramos de nuevo con la política de parche a la que nos tiene acostumbrados este equipo de Gobierno. Llevan dos años sin resolver la reorganización de la delegación de Asuntos Sociales y lo poco que se ha hecho ha sido un completo fracaso, como por ejemplo el cambio de sistema de citas».

La edil de la formación naranja invitó al equipo de Gobierno a que «empiece de una vez a trabajar porque hay muchos demandantes de los servicios sociales que tienen que ser atendidos».

Por último, la concejal del PSOE, María José Rodríguez, lamentó que este equipo de Gobierno «actúe según los titulares de los medios de comunicación». A su juicio, se ha demostrado que «las políticas sociales son un fracaso y que funcionan a base de ensayo-error». Recordó que está pendiente la conclusión del Plan Estratégico, del que se presentó un primer diagnóstico pero «del que no sabemos nada». Concluyó reclamando que se pongan en valor los derechos sociales de los ciudadanos.