La directora de Linkedin en España y Portugal en Cádiz - ANTONIO VÁZQUEZ
Directora de Linkedin Iberia

Sarah Harmon: «Los mejores embajadores de una empresa son sus empleados»

La red social de profesionales más grande del mundo ya alcanza los 10 millones de usuarios en España; su responsable desgrana las claves del mercado laboral

CádizActualizado:

«Un listado de competencias no dice nada de nadie. Es un perfil incompleto». Así de rotunda se muestra Sarah Harmon en Cádiz. La responsable de Linkedin Iberia explica que en un entorno cambiante e hiperconectado no conviene acomodarse porque tener un perfil actualizado y completo (con foto, por supuesto) ya no es suficiente. El príncipe azul del trabajo puede llamar a tu puerta sin más, pero si no crees en cuentos de hadas, promocionarte y ser activo puede abrirte las puertas del éxito de par en par.

Las estrategias para conseguir trabajo a través Linkedin incluyen publicar contenidos, participar en grupos, seguir a compañías relevantes en los sectores que nos interesan, publicar en blogs, pedir recomendaciones, aprender de los demás y encontrar posibles colaboradores, inversores o socios. Esta es una red de ‘networking’ y el inmovilismo no cotiza al alza. En Linkedin, al igual que en la vida real, las relaciones entre los usuarios se tejen interactuando.

Lo explica una mujer que está al frente, desde 2013, de una red con 10 millones de usuarios sólo en España. Casi la mitad se contabilizan entre Madrid y Barcelona. En Cádiz, una de las zonas más castigadas por el paro y con un desempleo que ronda el 30%, «hay una baja penetración de perfiles» y la presencia de usuarios es discreta en comparación con provincias como Sevilla o Málaga. ¿Estamos desaprovechando oportunidades para trabajar?

«Más del 20% de los ‘headhunters’ (caza talentos y personas encargadas de realizar la selección en empresas) solo utilizan herramientas online. No quieren papeles, no buscan en otros ámbitos», confirma Harmon. Carecer de huella digital es perder dos de cada diez oportunidades laborales. En este sentido, la directiva hace hincapié en que es necesario romper los prejuicios de aquellos jóvenes que se escudan en la falta de experiencia para no tener perfil. Harmon insiste en que es una idea equivocada y apuesta por crear una huella digital para mostrar cuanto antes quién eres, tus inquietudes y tus habilidades. «Durante la carrera, los estudiantes participan en actividades que son aplicables al mundo laboral. La manera de ejercitar el músculo profesional no está solamente la experiencia o en las becas», insiste.

«Más del 20% de los ‘headhunters’ (caza talentos) solo utilizan herramientas online»

En el otro extremo se encuentran las personas de 50 años que tienen mucha experiencia pero que aún no se han enganchado a esta plataforma. «Hay profesionales pasan más tiempo desempleados porque han dejado de trabajar sus redes, de actualizar su currículum y de estar conectados con personas que les pueden llevar a la siguiente oportunidad de negocio. Linkedin –con 500 usuarios en todo el mundo– es una buena una buena red porque los usuarios son profesionales y, por lo tanto, es un buen sitio para hacer ‘B2B marketing’ y encontrar personas que nos pueden comprar nuestros servicios y nuestros productos»

Aprendizaje continuo

Linkedin Learning
Linkedin Learning

Hace tres años Linkedin compró la plataforma de e-learning Lynda.com porque decidió priorizar la formación. «Hemos lanzado Linkedin Learning, un servicio de cursos en vídeo muy fuerte en asuntos técnicos y en management. Sabemos que hay ciertas zonas geográficas, sectores y profesiones con una brecha de competencias porque no hay profesionales. Estamos intentado casar la oferta y la demanda y facilitar al usuario las certificaciones que le faltan». Dado que los estudios pronostican que el avance de las nuevas tecnologías desplazará 5 millones de puestos de trabajo para el año 2020, invertir 20 ó 30 minutos en realizar un curso online no parece una mala opción. Si además puede hacerse en el móvil e incluso desde un X-Box, las excusas se diluyen.

La mayoría de la funcionalidades de Linkedin han partido de las interacciones de los usuarios. Los algoritmos suben en importancia los contenidos que son útiles (aquellos que normalmente se premian con likes, que se comparten y que tienen más visibilidad) y la inteligencia artificial selecciona los contenidos de alto valor. «Un asunto que es muy popular es el ‘deep learning’ que intenta imitar el sistema aprendizaje que tiene el ser humano conectando neuronas. Es una tecnología muy nueva, muy de Silicon Valley». La inteligencia artificial se emplea, por ejemplo en la publicación de vacantes.

Un nuevo liderazgo

Big data, automatización, robots... pese a las inquietudes que genera la transformación digital, Harmon recuerda que lo que seguirá moviendo la economía serán las ideas. En muchos casos se requiere un nuevo modelo de liderazgo y es ahí donde las mujeres tienen más que decir: «estamos en el año 2017 y ya es hora de alcanzar la paridad de género en puestos de mando de las empresas. Creo que se está desaprovechando mucho talento en el mercado y creo que las mujeres tienen muchas competencias que son muy aplicables a este mundo que está en constante transformación».

Sarah Harmon defiende que los mejores embajadores de una empresa son sus empleados y ella lo demuestra mejor que nadie. Talento llama a talento.