Los vehículos colapsan la plaza Argüelles esta semana
Los vehículos colapsan la plaza Argüelles esta semana - L. V.
URBANISMO

Al fin sale a licitación la reurbanización de la plaza Argüelles de Cádiz

En esta zona de la capital, el tráfico rodado es un caos y los contenedores, papeleras y demás accesorios urbanos impiden el tránsito normal de los peatones

CÁDIZActualizado:

Ya se sabe que las cosas de palacio van a un ritmo totalmente diferente al de la vida del común de los mortales pero el asunto de la reurbanización de la plaza Argüelles había acabado con la paciencia de vecinos y empresarios de Cádiz, que lo daban casi por hecho en septiembre de 2016.

Finalmente, este martes previo al puente de diciembre, se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz el anuncio de licitación para las obras proyectadas por el Ayuntamiento, por un presupuesto total de 298.625,50 euros.

A partir de mañana se abre un plazo de 26 días naturales para la presentación de las ofertas o solicitudes de presentación. Y segú n las bases establecidas en el anuncio, la reordenación tendrá un plazo máximo de ejecución de 2, 5 meses. Esto quiere decir que en tres o cuatro meses, a lo sumo, Cádiz tendrá esta conocida plaza totalmente reformada.

En estos días, aún se pueden ver cómo los vehículos ocupan el acerado, incluso coches de servicio municipal, como el que aparece en la fotografía que ilustra esta información.

Por esto, adeás de a los vecinos, este anuncio afecta positivamente a los negocios turísticos que llevan meses, algunos incluso años, intendo abrir un alojamiento con ecntado en este entorno.

El más beneficiado será el pequeño hotel en proceso de apertura 'La Casa de las Cuatro Torres', cuyo emprendedor Miguel Ramos ha demandado en numerosas ocasiones esta «reordenación, tan necesaria». Sus requerimientos al Consistorio para que esta plaza pueda ser disfrutada por todos verán al fin la luz.

Cartel de alojamiento en la Casa de las Cuatro Torres
Cartel de alojamiento en la Casa de las Cuatro Torres-L. V.

Casi como su alojamiento, del que aún no se puede dar fecha de apertura pero que encara ya la última fase de construcción y comercialización y del que ya se avanzó su estado en este periódico. Pero ya se puede avanzar que estará relacionado con la historia de grandes cargadores de Indias, vinculados especialmente con esta zona portuaria de la capital gaditana.

Algo parecido le ocurre a La Casa del Cónsul, un pequeño alojamiento situado un poco más hacia abajo, en la plaza de España, que está pendiente de superar los últimos meses de reconstrucción y donde también se prevé que se oferten apartamentos turísticos en 2018.

Tal y como ha explicado el concejal de Urbanismo, Martín Vila, a través de una nota de prensa, con estos trabajos el Ayuntamiento gaditano da inicio a la operación de «calmado de tráfico en el entorno de la plaza de España. Ésta es una operación que permite evitar todo ese tráfico de agitación que se genera por aquellos conductores que en lugar de continuar por la circunvalación del casco histórico para proseguir por la avenida del Puerto, deciden pasar por la plaza de Argüelles y la avenida Cuatro de Diciembre de 1977», apunta.

Este proyecto conlleva la sustitución de todo el acerado de la plaza de Argüelles, así como la instalación de bancos y papeleras, la plantación de árboles y la potenciación de los puntos de luz, y también está previsto renovar todas las redes de servicios subterráneos.

Esta operación también contempla mantener abierta a la circulación la calle Conde O'Really, y sólo podrán cruzar la plaza los vehículos de emergencia, de la limpieza urbana o las cabalgatas. Y para ello se habilitará un paso del firme reforzado, evitando así su desgaste con motivo de este tráfico puntual.

El concejal de Urbanismo ha subrayado en la nota que, «gracias a esta actuación, la ciudad de Cádiz contará con una nueva plaza, pues aunque en el callejero reza como plaza de Argüelles, nunca ha tenido tal función. Este espacio siempre ha sido un lugar de estacionamiento de vehículos y de carga y descarga, nunca ha sido una plaza en sí».

Vila confía en que a partir de esta reordenación «tendrá un uso comunitario, un uso colectivo, y será un espacio amable para la ciudadanía. Y esto permitirá también ennoblecer el entorno histórico de la Casa de las Cuatro Torres y del equipamiento cultural de alto valor que es la Sala Central Lechera».