PATRIMONIO

La rehabilitación de la muralla de Cádiz se queda a medias

La falta de gobierno obliga a paralizar la restauración integral, que acumula un año de retraso y queda a expensas de los nuevos Presupuestos Generales

La rehabilitación de la muralla de Cádiz se queda a medias

El ambicioso proyecto de restauración de la muralla marítima de Cádiz se queda en el aire sin haber completado aún la primera de las tres fases previstas. El parón durará al menos hasta que haya un gobierno en Madrid capaz de sacar adelante los presupuestos. Eso, siempre y cuando se le dé la misma importancia al proyecto gaditano y haya disponibilidad para reservar una partida en las cuentas del próximo ejercicio. Esa rehabilitación, que inició la Demarcación de Costas el año pasado, se ha quedado sin liquidez tras el cierre del presupuesto que, de forma excepcional, realizó el Ministerio de Hacienda en agosto.

Apenas se ha licitado un 10% de los casi seis millones de euros en los que está valorada la restauración –que debería estar lista en 2020–. La decisión de afrontar este proyecto surgió tras los sucesivos trabajos de urgencia que fue necesario emprender hace dos veranos dado el delicado estado de la fortificación.

El primer paso fue el adecentamiento del tramo que discurre tras el Parque Genovés el perímetro del Castillo de Santa Catalina. Ya previamente se había reforzado la barrera contra el oleaje en el Campo del Sur, donde se depositaron nuevos bloques de hormigón durante el verano anterior para resguardar la piedra de la erosión, lo que permitió avanzar con la rehabilitación emprendida.

Justo después le tocó el turno al entorno del Campo de las Balas, el llamado Baluarte de Bonete, que también tuvo una actuación especial. Fue ya bien entrados en el verano de 2015 y contó con una inversión de 300.000 euros. Poco después se cerraba el presupuesto de aquel ejercicio y se garantizaba una nueva partida en el de 2016 para terminar la primera fase del plan.

Esa remesa fue más que suficiente para licitar trabajos por casi medio millón de euros con la intención de afrontar el tramo del Baluarte de San Roque, uno de los puntos más castigados por la erosión, y terminar con la muralla de la playa de Santa María del Mar. Pero finalmente, ni uno ni lo otro fue posible. Costas inició los trámites para sacar a licitación su restauración sin lograr llegar a tiempo para la suspensión apresurada de los Presupuestos Generales, que fue ordenada por el Ministerio de Hacienda el pasado agosto. El montante es de algo más de 200.000 euros con un plazo de ejecución de dos meses y medio.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno señalan que «a día de hoy es imposible saber cuándo se podrá retomar porque el presupuesto está cerrado y no se dispone de la liquidez». Lo supeditan a la conformación de un Gobierno y a la elaboración de las nuevas cuentas, aunque dicen no poder asegurar «con garantías» si se podrá retomar tal como estaba planteado. Lo que sí dejan claro es que «la Demarcación de Costas va a pelear por seguir adelante e intentará buscar fórmulas para ello».

En todo caso, el proyecto se queda, por el momento, en el aire, pues únicamente se autorizan inversiones para mantenimiento de urgencia o daños provocados por los temporales.

El estudio con el que venía trabajando este departamento, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, planteaba una renovación de la fortificación en tres fases. La primera se ha afrontado como un plan de choque para adecentar el lienzo y reparar los daños provocados por la erosión y la falta de mantenimiento de estos años. Esa parte debería de haber estado ya lista para iniciar la segunda, que comprende un plazo de tres años. La intención es la reforma y perfilado de las zonas menos dañadas y finalmente, labores de mantenimiento que el devuelvan el aspecto saludable y permitan poner a salvo los elementos que ahora se encuentran más expuestos.

En total el desembolso rondaría los seis millones de euros e incorpora el uso de materiales de primera calidad y el refuerzo de las estructuras para evitar la fuerte erosión que sufre la muralla del litoral.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios