Un momento durante el Pleno
Un momento durante el Pleno - A. Vázquez

«Ramón de Carranza no se merece tener su nombre en una calle de la ciudad»

El equipo de Gobierno acepta la propuesta del PSOE de incorporar el año a la nueva avenida, que se denominará ‘4 de diciembre de 1977’

Rechazada la enmienda de sustitución del PP para abrir también un proceso participativo con los vecinos de la avenida Ramón de Carranza

CÁDIZActualizado:

El Pleno ha aprobado el cambio de denominación de la Avenida Ramón de Carranza con los votos favorables de Podemos, Ganar Cádiz en común y el PSOE, el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos. El equipo de Gobierno ha aceptado la propuesta ‘in voce’ del Grupo Municipal Socialista de incorporar el año a la nueva vía «para evitar confusiones», por lo que finalmente quedará como Avenida 4 de diciembre de 1977.

Asimismo, se ha rechazado por parte de todos los grupos la enmienda de sustitución presentada por el Grupo Municipal Popular para que se abra un proceso de participación, como el que se llevará a cabo con el cambio de nombre del Estadio, con los vecinos y empresas asentadas en la avenida ya que, a juicio de los populares, «este cambio se ha hecho de espaldas a la ciudadanía».

El concejal de Memoria Democrática en el Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, y el concejal socialista José Pacheco han defendido este cambio de nombre respaldándose en la Ley de Memoria Histórica de 2007 (aprobada en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno de la nación), y en la Ley de Memoria Democrática de 2017 (aprobada por la Junta de Andalucía).

Desde el PSOE se ha destacado que «para nuestro grupo, esta medida de cambiar el callejero de la ciudad con referencias franquistas es una decisión importante, potente y necesaria con la que se repara una injusticia histórica».

Por su parte, desde Podemos, su portavoz, Ana Fernández, ha declarado que una persona como Ramón de Carranza «no se merece tener su nombre en una calle de la ciudad. No es una cuestión revanchista pero la documentación histórica corrobora su vinculación con la dictadura franquista y a nuestro entender no tuvo el comportamiento digno de llevar una calle».

«Falta de consideración con los vecinos»

El portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, ha calificado de «falta de consideración hacia los que viven en la avenida el hecho de que no se les haya consultado, al igual que a los comercios de la zona, con los que no han contado para nada a pesar de que esta medida conllevará una repercusión económica en los mismos». En opinión del portavoz de la formación naranja, «se produce un claro agravio comparativo con las personas que opinarán en el cambio de nombre del Estadio. A nuestro entender, se debería de haber realizado una mínima encuesta en este sentido».

El alcalde, José María González Santos, ha asegurado que «se trata de una propuesta más que justificada». Ha añadido que duda que alguien pueda sentirse orgulloso «si es demócrata y progresista» de Ramón de Carranza. Respecto al Estadio y el próximo cambio de nombre, el primer edil gaditano ha asegurado que se va a hacer «paso a paso» ya que «no queremos entrar como elefantes de cacharrería dado que es un asunto delicado que requiere seriedad».

Por último, el PP, que ha lamentado que no se haya realizado una consulta con la ciudadanía, ha defendido la figura de Ramón de Carranza como alcalde, enumerando parte de su gestión como la Zona Franca, el hotel Playa, el balnerario, la avenida de la ciudad o la red de alcantarillado.

El concejal Juan José Ortiz recordó el pasado de muchos familiares y dirigentes de Podemos e Izquierda Unida y lamentó que desde el equipo de Gobierno «se han negado a nombrar una calle de la ciudad al concejal popular Miguel Ángel Blanco». Añadió que «ustedes prefieren invitar a unas jornadas de memoria democrática a un concejal de Bildu que no condena los atentados de la banda terrorista ETA».

Liquidación de las cuentas de 2016

Anteriormente al debate de este punto, la tensión entre el PP y el equipo de Gobierno ha protagonizado el comienzo del pleno ordinario de este mes de noviembre, cuando se daba cuenta de la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento y sus organismos autónomos correspondiente al ejercicio 2016. El portavoz popular, Ignacio Romaní, con el informe de Intervención en mano, ha pedido al propio interventor que aclarara y ratificara ‘in voce’ que la deuda de proveedores se situaba en 59,6 millones de euros a 31 de diciembre de 2016. Asimismo, le ha preguntado por esta misma cifra en la liquidación de 2015 (fecha en la cambió el gobierno de la ciudad), que según el informe de Intervención era de poco más de 43 millones de euros.

El interventor se ha remitido a los informes elaborados por él mismo, hecho que ha provocado que Romaní haya instado al equipo de Gobierno a que «deje de mentir» sobre la deuda de proveedores. A juicio del portavoz popular «las cifras no mienten y los informes dicen claramente que nosotros dejamos una deuda bastante menor, exactamente de 16 millones de euros menos, de deuda de proveedores. Así que pido que dejen de engañar a los gaditanos hablando de reducción de la deuda».

Por su parte, el concejal de Economía y Hacienda, David Navarro, ha lamentado la intervención de Romaní y ha señalado que «en cuanto a mentiras económicas, ustedes tienen que dar lecciones magistrales. Cuando quieran aclaraciones, hablaremos de como dejaron el Ayuntamiento y cómo expresan su malestar los proveedores». El propio alcalde, José María González Santos, ha cerrado el debate asegurando que «no estamos mintiendo y saben perfectamente que nosotros pagamos las facturas que ustedes dejaban guardadas en el cajón».

Por otro lado, se ha aprobado -con la abstención del PP- la propuesta de reconocimiento a la empresa Tranvía de Cádiz a San Fernando y Carraca SA, de déficit de explotación del ejercicio 2014. Durante el debate se ha apremiado al equipo de Gobierno por parte de los grupos y en particular por el Grupo Municipal Socialista, de presentar los datos de la auditoría encargada cuando se accedió al gobierno de la ciudad y, por otro lado, la presentación de un nuevo pliego de condiciones dado el estado de la flota de autobuses de la ciudad. Tanto socialistas como el resto de los grupos de la oposición han instado a la modificación y mejora de las líneas de autobuses incorporando una circular ante la futura transversalidad prevista en la ciudad.