El presidente del Gobierno, en su visita este viernes a Cádiz.
El presidente del Gobierno, en su visita este viernes a Cádiz. - FRANCIS JIMÉNEZ
VISITA DEL PRESIDENTE

Rajoy: «Aquí en Cádiz empezó todo hace 206 años»

El presidente del Gobierno defiende en la capital gaditana los valores constitucionales frente a «quien no respete la ley»

Actualizado:

«Hoy España es un país más fuerte. El 155 ya no es solo un artículo sino un precedente que queda si es necesario aplicarlo de nuevo en un futuro». El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho este viernes una férrea defensa de los valores constitucionales en una de las mayores símbolos de la libertad democrática que existen en España, el Oratorio de San Felipe Neri, que acogió los debates de las Cortes de Cádiz y la promulgación de la Constitución de 1812.

«Todo empezó aquí en Cádiz hace 206 años. Aquí se definieron las ideas clave del constitucionalismo español», ha manifestado el presidente. En un discurso pronunciado en un acto organizado por Diario de Cádiz, el presidente ha insistido en que su ejecutivo seguirá luchando para preservar la unidad de España frente al órdago catalanista. «Hemos tenido el mayor desafío, un ataque a nuestra soberanía nacional pero el Gobierno ha respondido con prudencia pero con determinación» al aplicar el 155 «por primera vez en nuestra historia». «Hicimos lo que nadie había hecho para defender la Constitución y haré lo que tenga que hacer para que esa alianza continúe», ha recalcado.

Según Rajoy fue en 1812 cuando se sentaron las bases que despues fructificaron en la Constitución de 1978. «Quiero poner en valor ese modelo, la manera de entender España desde la cohesión y la solidaridad. Andalucía es un ejemplo de ello», ha destacado. «No debemos de renunciar a ello porque un grupo haya decidido no cumplir con la convivencia y la solidaridad». A este respecto, Mariano Rajoy se ha mostrado contundente, «la ley manda más que cualquier presidente, que cualquier partido y, sobre todo, que cualquier propósito». Hoy España es un país más fuerte». En este sentido, el presidente ha afirmado que «se pueden defender todas las ideas, absolutamente todas, sean cuales sean, pero han de defenderse dentro de la ley».

40 años de transformación

Rajoy se ha referido a la Constitución de 1978 como motor de arranque de la «transformación» que ha vivido España durante estos 40 años. Como ha destacado, la España constitucional ha llevado «progreso y bienestar a la vida de los españoles de un modo antes desconocido en nuestra historia».

En su opinión, esa transformación ha llegado a todos los ámbitos: en la economía («somos una de las economías más competitivas del mundo»), en el Estado del bienestar («nuestras pensiones, sanidad, educación y prestaciones sociales son de las mejores») y en el peso que España tiene en la escena internacional («somos un país cuya voz cada vez tiene más eco en el mundo»).

«Somos un gran país y lo hemos logrado todos juntos»

«Somos un gran país y lo hemos conseguido juntos. Los españoles, los partidos políticos que han gobernado, los que han ayudado a gobernar, los agentes sociales y la sociedad civil», por lo que es «bueno que estemos orgullosos todos los días de la España que entre todos hemos construido y de la que estamos construyendo».

Por otro lado, Rajoy ha insistido en que el Parlamento catalán debe elegir un «presidente legal» que actúe con normalidad. Y ha lanzado un mensaje para Ciudadanos, que ha anunciado que rompe su pacto del 155 con el Gobierno: «Las leyes se han restablecido, los responsables están respondiendo ante la justicia de sus actos, y los demás, todos, debemos hacer un esfuerzo para superar con grandeza y madurez este episodio».

Respecto a la posibilidad de que Quim Torra sea investido presidente de la Generalitat, Rajoy ha apuntado que «habrá que juzgarlo por sus hechos». En cualquier caso, ha destacado, «el Gobierno de España siempre va a garantizar tres cosas: primero, que la ley y la Constitución se cumplen, porque es la base de nuestra convivencia; en segundo lugar, que la unidad de España se respeta, porque es la base de nuestra nación; y en tercer lugar, que nadie actúa contra el principio de igualdad de todos los españoles porque es la base de nuestra democracia».

«En una democracia, la información es sagrada»

Rajoy ha valorado el espíritu democrático que se fraguó en Cádiz hace 206 años. El presidente ha recordado que estuvo en el mismo escenario, en el Oratorio de San Felipe Neri, durante la celebración de la Cumbre de Estado con motivo del Bicentenario de la Pepa. Y en esta nueva visita a la ciudad ha vuelto a elogiar, como ya hiciera entonces, los valores que en ella se comenzaron a fraguar. «Nació el primer régimen de opinión pública. Llegaron a editarse más de cien periódicos... se creó un hito del Periodismo», ha valorado.

En este escenario por tanto el presidente ha hecho una mención especial a la libertad de expresión y a su importancia y cuidado. Así, se ha referido al periodismo y al fenómeno de las 'fake news o post-verdad'. Según ha dicho, «en un mundo global, con acceso instantáneo a información en múltiples formatos, la responsabilidad de los medios de comunicación es hoy mayor que nunca porque la mentira, cuando es instantánea y global, es más difícil de vencer».

Mariano Rajoy además ha añadido que «en una democracia la información es sagrada, pero debe ser libre y veraz. Porque cuando la desinformación oscurece el juicio de los ciudadanos la democracia se acaba», por esta razón. Por eso, a su juicio, resulta «fundamental» el trabajo de los medios de comunicación.