Terrazas en la Plaza del Mentidero
Terrazas en la Plaza del Mentidero - Antonio Vázquez
EN EL PUNTO DE MIRA

¿A quién molestan las terrazas en Cádiz?

El borrador de la nueva ordenanza en el que trabaja el equipo de gobierno del Ayuntamiento pone en alerta al sector hostelero que teme por su futuro

CÁDIZActualizado:

Las terrazas son algo más que un equipamiento urbano. Son espacios para descansar, charlar, sentir el latir de la ciudad y entregarnos a placeres mundanos como saborear un café, tomar un refresco, una cerveza o una tapa. Las terrazas son oasis donde gaditanos y turistas recargan energías, pero de aprobarse la ordenanza municipal que maneja Martín Vila será un poco más arduo encontrarlos.

El pasado martes el concejal delegado de Vía Pública del Ayuntamiento de Cádiz se reunía con varios colectivos para presentarles el borrador de una ordenanza que regulará la ocupación de mesas y sillas de hostelería en la vía pública. Para la cita estaban convocados representantes de Agadi, Facua, Horeca, la Asociación de Peatones La Zancada, ONCE y la Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril. Tras la primera toma de contacto con el documento de trabajo, las valoraciones resultaron dispares.

La ordenanza, argumentaba Vila, dará «seguridad jurídica» porque hasta ahora no existe una norma a la que pueda recurrir un vecino o un hostelero para conocer los criterios que regulan la colocación de mesas y sillas. Así, según el edil, con esta ordenanza se podrá conocerá de antemano cuáles son las posibilidades reales de ocupación de la vía pública en función del local.

Casi sin previo aviso, la capital hispalense se ha desprendido de sus veladores. El pasado 17 de abril la Gerencia de Urbanismo de Sevilla tomaba la «drástica» decisión de suprimir todas las terrazas de la plaza de La Campana y de reducir los veladores en la calle San Fernando y avenida de la Constitución, en concreto un 80 y un 60 por ciento, respectivamente. No es un caso aislado.

En Málaga, cuidad que recibió hace poco una delegación gaditana para estudiar su impecable integración del puerto en la capital, los bares deberán tener menos metros de terraza que de local.

En Oviedo, la nueva normativa podría hacer que desaparecieran hasta el 70% de las terrazas.