Sucesos

¿Queda ultraderecha en Cádiz?

El incidente del hotel Las Cortes y la aparición de un grupo xenófobo crean la duda de un resurgimiento desmentido por un seguimiento muy minoritario y un nulo respaldo electoral

La Policía vigila una concentración de grupos ultraderechistas y xenófobos en Madrid.
La Policía vigila una concentración de grupos ultraderechistas y xenófobos en Madrid. - LA VOZ

Más allá de la impresión por unos incidentes violentos tan desagradables e inesperados hace dos fines de semana, tras la refriega entre una veintena de jóvenes radicales en pleno centro de Cádiz, queda una pregunta entre los gaditanos ¿Todavía estamos así? ¿Aún quedan ultras de este tipo en la ciudad?

Para ubicar los hechos, es preciso recordar que la refriega se produjo entre las 17 y las 18 horas del pasado sábado 24 de septiembre. La asociación Hispania Cronos presentaba el libro 'José Antonio, el hombre que todos convirtieron en mito' del realizador Pepe de las Heras, que también rueda una película sobre el líder falangista.

Unas decenas de jóvenes autoidentificados como antifascistas o antisistema se concentraron en una plaza contigua (Mina) y decidieron acudir al hotel que acogía el acto, en la céntrica calle San Francisco. Allí se produjo una agresión inicial, de la que ha quedado una denuncia, luego insultos, amenazas y lanzamientos de todo tipo de objetos, además del destrozo de mobiliario urbano, daños a tres negocios y señales de tráfico arrancadas.

Los convocantes alegan que sólo presentaban un libro, que eso no supone compartir las tesis de la figura que protagoniza la obra. Los atacantes aseguran que el acto era una provocación, exaltación del fascismo, apología de la violencia ultraderechista. El Ayuntamiento de Cádiz y Podemos, a través de su primer teniente de alcalde Martín Vila y del dirigente regional Jesús Rodríguez, respectivamente, condenaron "cualquier acto violento" pero han secundado esa teoría en público: se trata de apología del falangismo. Uno y otro lamentaron la pasada semana que haya "actos de enaltecimiento de figuras fascistas en una sociedad democrática y en una ciudad como Cádiz”.

Resulta obvio que los únicos responsables de una agresión, de un ataque, son los autores. Aunque parece lógico plantearse la naturaleza de los actos y colectivos que esos incidentes han llevado a la actualidad local.

El responsable de la asociación organizadora del acto, el abogado David Romero, asegura que Hispania Cronos es "una organización apolítica" aunque rechaza negar que algunos de sus miembros apoyen el falangismo "porque habrá personas de todas las tendencias políticas". Cuando se le pregunta por la presencia de iconografía fascista, como las flechas, en la cabecera de la web, por las referencias constantes a Falange en sus textos, alega que hay motivaciones históricas para sostenerlas. En un escrito de este colectivo tras los incidentes, se detalla que el único objetivo de Hispania Cronos es "difundir nuestra historia común y contribuir a una mayor proyección y conocimiento de la cultura y tradiciones españolas".

En sus espacios en redes sociales, tanto este grupo como el autor del libro (en un apartado específicamente dedicado a la publicación) reproducen, cuando no ensalzan, toda la parafernalia falangista, al propio José Antonio y a otros personajes que reivindican como Mercedes Fórmica.

El autor del libro publicó el pasado jueves con una carta en redes sociales en la que usaba un lenguaje vehemente contra Martín Vila, el concejal gaditano que rechazó el acto por considerarlo apología fascista:“Vergonzosas declaraciones que apestan a dictadura del proletariado. Impresentable, ignorante y lerdo. Verborrea de circo barato. Señor concejal de no sé qué puñetas de memoria. Usted y sus esbirros nos quieren imponer por la fuerza. Stalinista represor, dictatorial y violento", son algunos de los exabruptos que le dedica De las Heras al edil de Ganemos Cádiz en Común a través de un texto cargado de agresividad verbal. En el mismo espacio, se declara "vetado por los medios de comunicación de Cádiz".

Pero más allá del intercambio de reproches o descalificaciones, el episodio provoca la duda de saber si ese tipo de extremismos aún perviven en Cádiz. "Son tres, cuatro asociaciones las que pueden considerarse de ultraderecha y ninguna tiene más de unos 25 miembros activos", asegura un miembro del Cuerpo Nacional de Policía participante en la investigación.

Apariciones recientes

Aunque sean grupos muy minoritarios y poco activos, en las últimas semanas se ha percibido una cierta reactivación de este diverso e inconcreto sector llamado ultraderecha. Al incidente del último fin de semana de septiembre se suma la aparición, desde primeros de este mismo mes del grupo autodenominado Acción Social. Una decena de sus integrantes ha llegado a concentrarse en el Ayuntamiento de Cádiz para condenar “las fronteras abiertas que provocan inseguridad y terrorismo".

En su crítica a la inmigración utilizan los atentados más recientes en Europa y recuerdan que han provocado "en 18 meses, 250 muertos y 1.371 heridos. Europa, despierta”. Su carácter xenófobo queda claro cuando achacan “el aumento del paro en España" a la "mano de obra barata" que supone la inmigración. Este mismo colectivo ha puesto en marcha la recogida de alimentos para familias en situación de emergencia económica pero advierten en sus anuncios y carteles que distribuirán esa comida "sólo entre españoles".

Más allá de estas apariciones, de grupos que apenas tienen dos decenas de miembros, su actividad se resume a publicaciones en redes sociales (por donde recibieron amenazas previas a la presentación del libro según el responsable de Hispania Cronos), pequeñas concentraciones y actividades con escaso seguimiento.

El reflejo de esta extrema derecha en las citas electorales en Cádiz es testimonial, inapreciable. El grupo que más puede representarla, aunque no exacta ni explícitamente, es VOX. En las últimas elecciones generales obtuvo en la capital gaditana 180 votos, el 0,25% del total de las papeletas recontadas. Es lo más parecido a un dato oficial sobre la presencia real de esta tendencia política en la ciudad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios