POLÍTICA

La presidenta Susana Díaz manda un ambiguo y tibio apoyo a Fran González

Califica en televisión al gaditano como «gran portavoz» pero responsabiliza al Comité Federal anterior del apoyo socialista que dio la Alcaldía a Podemos en 2015

La presidenta Susana Díaz manda un ambiguo y tibio apoyo a Fran González

La gran voz socialista en España, la considerada primera autoridad del PSOE a nivel nacional, la dirigente del movimiento interno que derribó a Pedro Sánchez como secretario general y, también, la presidenta de la Junta de Andalucía, hace semanas que dosifica sus declaraciones. Desde que el pasado 1 de octubre su partido se partiera en dos con su destacada intervención y la dimisión de Sánchez, Susana Díaz ha rebajado el tono y la frecuencia de sus palabras.

Quizás por eso, resultan más valiosas para entrever sus escasos mensajes, para intuir sus próximos movimientos. Este lunes, en televisión, habló de Cádiz. En la capital gaditana, hace tres semanas, un grupo formado por un centenar de militantes, entre ellos el portavoz municipal y secretario local Fran González, aprobó en una tensa asamblea un comunicado durísimo contra Díaz y la gestora que controla provisionalmente el partido en España con Javier Fernández al frente.

En ese escrito se acusa a la presidenta, entre otros, de haber dado un «golpe» interno, se censura con rotundidad la imagen «lamentable» que ha ofrecido la formación desde verano y se exige la inmediata convocatoria de un congreso federal precedido por primarias. De aquel movimiento cabe deducir que los afiliados de la ciudad de Cádiz, como los de decenas de poblaciones y distintos territorios, provincias o comunidades autónomas, se han sublevado formalmente ante la vigente y temporal dirección socialista.

A pesar de este precedente, la todopoderosa secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, expresó en la mañana de ayer lunes -en el programa televisivo que dirige Ana Rosa Quintana en Tele 5- que le gustaría que el próximo gobierno municipal de Cádiz «que saliese de las urnas fuera socialista».

A ese pronunciamiento, que resulta previsible y obvio, sumó un tibio apoyo al actual responsable del grupo municipal, al que calificó como «un gran portavoz» que cuenta con «un buen equipo».

Cuando se le preguntó por el apoyo en Pleno que los socialistas gaditanos en el Ayuntamiento dieron a Podemos, el 13 de junio de 2015, para permitir que José María González (Podemos) pudiera ser alcalde, la presidenta y líder socialista volcó la responsabilidad en los anteriores dirigentes, concretamente señaló que fue «un Comité Federal que decidió esos pactos». Para evitar más interpretaciones o dejar entrever un posible desacuerdo, inmediatamente lo justificó porque «la alternativa en Cádiz no era mucho mejor, porque lo de Teófila no tenía nombre en esos momentos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios