Uno de los establecimientos afectados por las denuncias
Uno de los establecimientos afectados por las denuncias - LA VOZ
Hostelería

La Policía Local denuncia a los bares que hacen conciertos

Hasta tres establecimientos del Paseo Marítimo de Cádiz fueron sancionados durante el fin de semana por este motivo

CádizActualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz está aplicando a rajatablala normativa que regula la actividad de los negocios de hostelería en la capital gaditana. A pesar de que durante años el consistorio ha aplicado con flexibilidad la normativa andaluza, las denuncias del pasado fin de semana hacen pensar que los responsables municipales van a extremar el control y la vigilancia de la ley.

Durante el pasado fin de semana, la Policía Local cursó hasta tres denuncias por la celebración de conciertos de pequeño formato en tres establecimientos con licencia de bar con música que están situados en el Paseo Marítimo. Estas denuncias se basan en la actual legislación autonómica, que prohíbe este tipo de espectáculos, a pesar de que llevan permitiéndose desde hace años.

De hecho, la propia Junta de Andalucía está en proceso de modificación de la normativa a través de la reforma del Catálogo de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos de Andalucía, que fue iniciada el pasado mes de septiembre y que facilitará la celebración de conciertos de pequeño formato o acústicos en establecimientos de hostelería. En la actualidad, la reforma de la normativa ha finalizado ya la fase de información pública para la presentación de alegaciones, que ahora están siendo analizadas.

Fuentes del Ayuntamiento de Cádiz han asegurado al respecto que la Policía Local solo actúa en este sentido por requerimiento ciudadano, bien por la denuncia de un vecino al que le molesta el ruido o por la denuncia previa. Y parece ser, según estas mismas fuentes, que un ciudadano denunció previamente a la policía que se iban a realizar conciertos en esos tres establecimientos, y por eso la Policía actuó. No obstante, en los boletines de denuncia que se han entregado a los afectados no aparece el nombre de ningún denunciante.

Estas denuncias han vuelto a tensar aún más las relaciones entre el sector de la hostelería y el Ayuntamiento de Cádiz, que ya se encontraban mermadas por la nueva ordenanza de terrazas que se encuentra en fase de negociación y que no cuenta con el apoyo de Horeca.

La presentación del borrador inicial de la ordenanza reguladora de la ocupación de mesas y sillas de hostelería en la vía pública provocó un gran malestar entre los empresarios, ya que a su juicio, supondrá la reducción del número de mesas en base a criterios de aforo, de metros de fachada o de las medidas de determinadas plazas de la ciudad. Al mismo tiempo, otras quejas de la patronal de hostelería fueron la necesidad de dejar espacios para la entrada y salida de vehículos de emergencia y para el paso de sillas de ruedas de personas con movilidad reducida o carritos de bebés ya que dejaba a algunos establecimientos practicamente sin terraza.