Cádiz Provincia
Trabajadoras de los módulos protestan ante la sede de Cádiz 2000

Podemos se la juega con la municipalización el próximo 23 de octubre

Convocada la Junta General solicitada por el PP para intentar paralizar el proceso de recuperación de los servicios de playas

CádizActualizado:

El equipo de Gobierno ha convocado para el próximo 23 de octubre la Junta General de la empresa Cádiz 2000, donde están integrados todos los miembros de la Corporación y dondese pondrá en juego la continuidad del proceso de municipalización de los servicios de playas, consistentes en la limpieza de la arena, salvamento y socorrismo y mantenimiento de los módulos.

El Consejo de administración de esta sociedad municipal celebrado el pasado 12 de septiembre, en la que el PP pedía la paralización del proceso, rechazó la propuesta de los populares con los votos en contra de los representantes del equipo de Gobierno y la abstención de los consejeros socialistas permitiendo así que siguiera adelante la recuperación de estos servicios por parte del Ayuntamiento. El argumento de los socialistas para abstenerse fue que ellos creen en la municipalización y que no podían permitir que el proceso quedara paralizado puesto que las trabajadoras de los módulos de playas ya han sido absorbidas por Cádiz 2000 y su situación laboral se podría quedar «en el limbo».

Tras este Consejo, el Partido Popular anunció la petición urgente al alcalde de la ciudad, José María González Santos, de la convocatoria de la Junta General, es decir, del Pleno, en el que los populares cuentan con el apoyo de los dos concejales de Ciudadanos para poder cumplir su objetivo de paralizar la municipalización.

Así, el próximo día 23 de octubre, se someterán a votación los cuatro puntos que el PP integra en su propuesta. Por un lado, la paralización de las actuaciones realizadas a partir del 28 de agosto por el presidente de la sociedad «sin el mandato expreso de la Junta General ni el Consejo de Administración, y que están relacionadas con el proceso de municipalización de los servicios de servicio de limpieza y mantenimiento de vestuarios de playa, el servicio de limpieza de las arenas, recogida de residuos, conservación y mantenimiento de los equipamientos e infraestructuras en las playas y el servicio de asistencia sanitaria y socorrismo en las playas».

En segundo lugar, solicitan al Jefe de Recursos Humanos del Ayuntamiento un informe sobre la situación en la que deberían quedar las trabajadoras ya subrogadas «de manera unilateral por el presidente de la Sociedad Cádiz 2000 para que –como actores de buena fe- no resulten perjudicadas hasta la adjudicación del servicio a otra empresa».

Asimismo, el PP exige a la Intervención Municipal y la Tesorería Municipal un informe sobre la existencia o no de transferencia de crédito a la Sociedad Cádiz 2000 para hacer frente a las nuevas obligaciones contraídas por el presidente de la misma pidiendo «que se detalle en el informe la cuantía y la partida municipal de donde sale y que se determine si la Sociedad Cádiz 2000 acordó solicitar dicha transferencia de crédito».

Por último, los populares piden un acuerdo sobre el inicio de acciones judiciales de reclamación patrimonial de la Sociedad Municipal de Fomento Económico Cádiz 2000 (acción social de responsabilidad) al presidente de la misma «por haber adoptado acuerdos con terceros de contratación en nombre de la entidad sin contar con acuerdo del Consejo ni de la Junta de Accionistas, cuantificándose el importe de la responsabilidad para que pueda reclamarse en base al artículo 236 de la ley de sociedades de capital. Todo ello con la reserva de las acciones legales que se puedan determinar en el futuro en cualquiera de sus ámbitos por las acciones realizadas por el presidente y que hayan podido causar menoscabo a la entidad».

La posición que adopte el PSOE en esta Junta General será determinante ya que los 10 votos a favor de la paralización del PP, más los dos de Ciudadanos, suman 12 frente a los 10 de Podemos y Ganar Cádiz en común. Una vez más, los socialistas tendrán que romper la balanza. Si se abstienen, al igual que en el Consejo de administración, la municipalización no saldría adelante. Si votan afirmativamente, permitirían al equipo de Gobierno continuar con sus intenciones de recuperar estos servicios de playa para el municipio.