Ciudadanos ha solicitado por escrito al alcalde información detallada sobre los chiringuitos.
Ciudadanos ha solicitado por escrito al alcalde información detallada sobre los chiringuitos. - LA VOZ
POLÍTICA MUNICIPAL

«Podemos internaliza lo que le cuesta dinero y privatiza lo que da beneficios»

Pérez Dorao lamenta que el proceso administrativo de los chiringuitos hay una serie de «lagunas, inconcreciones y eventuales irregularidades que hay que explicar»

CÁDIZActualizado:

El portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, acompañado de su compañera de grupo María Fernández-Trujillo, ha lamentado este jueves que el Ayuntamiento de Cádiz, con Podemos y Ganar Cádiz a la cabeza, «está demostrando con la tramitación del expediente de los chiringuitos, su mala gestión ya que -según la información de la que disponemos y la que hemos podido ampliar- existen una serie de dudas que es necesario resolver».

A juicio del representante de la formación naranja en el Consistorio, «en el proceso hay una serie de lagunas, inconcreciones y eventuales irregularidades que exigen que alguien de este equipo de Gobierno se interese por poner en orden el galimatías que hay entorno a este asunto».

Pérez Dorao ha recordado que con fecha 30 de enero se ha recibido respuesta a los escritos presentados por Ciudadanos el 17 de abril, 2 de noviembre y 15 de diciembre del pasado año 2017, en los que se solicitaba información sobre la concesión administrativa para la ocupación del dominio público marítimo terrestre para la instalación de los chiringuitos y su modificación y transmisión a favor de los propios concesionarios.

A juicio de Pérez Dorao, es necesario estudiar por qué el Ayuntamiento, en manos de Podemos, «está internalizando lo que les cuesta dinero», en referencia a la municipalización de servicios, y sin embargo «está privatizando lo que realmente les da dinero», como es el caso de los chiringuitos.

Sin valoración del coste

Por otro lado, ha apuntado que el Ayuntamiento aún no ha transmitido la titularidad de los chiringuitos a sus titulares y «sin embargo la Junta de Andalucía ya considera que estos señores son los propietarios». De hecho, ha añadido, «está tramitando una modificación sustancial de la concesión solicitada por ellos mismos sin que el Ayuntamiento tenga ya nada que ver».

Asimismo, Pérez Dorao también ha subrayado que no existe una valoración del coste que supondrá esta operación asegurando que «ni el Ayuntamiento ni los propietarios saben en qué términos se van a recibir las condiciones administrativas, es decir, desconocen lo que les va a costar y cómo tendrán que pagarlo».

Por todo ello, desde Ciudadanos se ha presentado un escrito dirigido al alcalde en el que plantean que se les resuelvan las dudas generadas tras comprobar la documentación aportada.

Por un lado, Ciudadanos requiere explicaciones detalladas sobre la decisión del Ayuntamiento de transmitir la concesión administrativa a los titulares de las explotaciones. La intención de la formación naranja es que se ofrezca la seguridad jurídica suficiente para que los titulares «puedan tener la tranquilidad de que no están trasgrediendo la ley con esta actuación y, por otro lado, que el Ayuntamiento no está propiciando ni colaborando en una actuación irregular».

Asimismo, Ciudadanos plantea en su escrito si el Ayuntamiento puede libremente transmitir estos derechos de concesión que ha recibido de la Junta de Andalucía o «si por el contrario la transmisión de un bien de esta naturaleza estaría sometida a una licitación en régimen de libre concurrencia con publicidad».

Para Pérez Dorao, también llama la atención que en el expediente incoado en el Ayuntamiento para tramitar la transmisión de la concesión «no hay contrato de ningún tipo referido a ninguna de las explotaciones». Además, ha añadido, «no hay rastro alguno de información sobre las condiciones contractuales en que los derechos concesionales serían transmitidos pero, sin embargo, la Junta considera ya a los explotadores de los chiringuitos como los titulares hasta el pñunto de reconocerles la legitimación para solicitar la modificación sustancial de la misma».

Pérdida de control del espacio de la playa

Advierte de que la consecuencia negativa inmediata para el Ayuntamiento podría ser de orden económico «y se concreta en la posible pérdida del precio que hubiera de percibir por la transmisión».

El portavoz de Ciudadanos ha señalado que esta transmisión de la concesión implicará que el Ayuntamiento perderá el control sobre los espacios de la playa no ya en un plazo de 15 años sino de 30 años. A su vez, implicará, según ha manifestado Pérez Dorao, «la pérdida de control sobre la tipología constructiva de los chiringuitos» y la posibilidad de que requiera algún tipo de modificación en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).