Fran González, en la sede del PSOE de Gaspar del Pino.
Fran González, en la sede del PSOE de Gaspar del Pino. - ANTONIO VÁZQUEZ
ENTREVISTA FRAN GONZÁLEZ

«Podemos ha creado frustración ante unas promesas que nunca llegan»

Fran González defiende que el PSOE de Cádiz ha demostrado que tiene autonomía y voz propia que harán que se recupere la identidad con los ciudadanos

CÁDIZActualizado:

Fran González ha sido reelegido esta semana como secretario general del PSOE en la ciudad Cádiz con una holgada mayoría que le convierte en el referente del socialismo en la capital para los próximos cuatro años, en los que se celebrarán unas Elecciones Municipales en 2019. Gran defensor de dar protagonismo a la militancia y muy orgulloso de su equipo, hace autocrítica y asegura que desde hoy mismo tiende la mano a su adversaria, Blanca Flores, con el objetivo de que el PSOE de Cádiz tenga una sola voz.

Se abre una nueva etapa. Aunque quiere continuar con el trabajo realizado en los últimos años, ¿qué va a ofrecer el PSOE a los gaditanos en los próximos?

Como partido, trabajamos muy duramente en construir, a traves de grupos de trabajo, un modelo de ciudad y de ahí basamos nuestro programa electoral en las pasadas elecciones. En estos momentos tenemos que profundizar en que la comunicación con la militancia sea más activa para que ésta se implique y se sienta cómoda en la participación. Por otro lado, nos centraremos en trabajar en los proyectos aún pendientes de ejecutar en la ciudad y en ganar en autonomía y voz propia exigiendo a todas las administraciones, sean del color que sean, para conseguir ese modelo de ciudad y desarrollarlo.

Siempre se ha mostrado muy orgulloso de sus compañeros del grupo municipal y en su nuevo equipo solo figura una representante del mismo. ¿Por qué?

Figura desde un punto de vista de nombramiento porque el resto están como miembros natos en la Ejecutiva. Lo que estamos planetando es conseguir una mayor coordinación entre grupo y partido evitando que todo pase por mí como portavoz . De ahora en adelante el trabajo va a ser más grupal.

Lo primero que declaró tras conocer los resultados es que tendería la mano a su adversaria, Blanca Flores. ¿Integrará parte de su proyecto?

Este lunes celebramos la primera Ejecutiva donde veremos cómo vamos a trabajar a partir de ahora. He tenido la oportunidad de hablar afectuosamente con la compañera Blanca Flores y a partir de esta semana me gustaría tener un encuentro con ella para que, de una manera distendida, se suavicen las tensiones. Además, quiero intentar que esta parte de compañeros que apoyaron otro modelo se sientan cómodos en la organización. Si eso significa asumir propuestas o que ellos participen, es cuestión de verlo a lo largo de los próximos meses.

Ha hablado de tensiones. ¿Cómo se ha desarrollado el proceso de las primarias?

Ha habido muchas menos tensiones que en otras ocasiones pero en un proceso de este tipo las hay fruto de la pasión y de querer defender posturas que a veces entran en colisión.

Aunque ambos habeis depositado la decisión última sobre la candidatura a las Municipales en la militancia, su adversaria defendía que no debía ser el secretario general. ¿Qué opina?

Modelos inamovibles no existen ni fórmulas magicas tampoco. Yo creo que no se puede anteponer una cosa a la otra. El secretario general tiene que entender que, por encima de todo, está el modelo de partido y qué ofrecemos a los ciudadanos. Habrá que elegir el mejor o la mejor, analizar las situaciones, evaluar las proyecciones electorales que podamos tener y en base a eso tomar una decisión. Pero tengo claro que la elección, que será aproximadamente a mitad del próximo 2018, no corresponde al secretario general sino a la militancia.

Ha obtenido un importante respaldo en estas primarias. ¿Eso significa que lo está haciendo bien?

No. Soy tremendamente autocrítico y todo lo que he hecho ha estado motivado por un concepto de responsabilidad. Se han cometido errores, que los asumo, pero por eso he permanecido. Ahora tenemos que profundizar tanto en esos errores como en los aciertos pero sin duda el respaldo en un 86% del informe de gestión de estos años significa que la agrupación local de Cádiz tiene autonomía y una voz propia.

Desde que apoyó a Podemos en 2015 ha obtenido muchas críticas de algunos sectores calificando su postura de «ambigüa». ¿Qué opina?

Esa calificación entra ultimamente en el discurso del PP y es posiblemente ante la falta de comprensión de las decisiones tomadas. Todo lo hacemos en conciencia y por el beneficio de la ciudad. Apoyar al equipo de Gobierno, defender nuestras propias propuestas y respaldar, como hemos hecho, iniciativas de PP y Ciudadanos no es ambigüedad, es democracia.

¿Cree que ese apoyo a Podemos ha merecido la pena?

Si solo es porque se produjera un cambio después de 20 años del PP, sí que mereció la pena. El problema es que también ha generado una fustración ante promesas y situaciones que los ciudadanos demandaban y que no han llegado. La ciudad está parada, en una foto fija como la dejó el PP.

Tras los resultados de las Municipales de 2015, los peores de la historia del partido. ¿Qué hará el PSOE para volver a ilusionar a los gaditanos?

La autonomía que planteamos nos tiene que llevar a recuperar la identidad con los ciudadanos para ofrecerles las soluciones que estan demandando. Nos queremos mostrar como la izquierda capaz de transformar cosas pero, eso sí, siempre con los pies en el suelo.

Este lunes reúne a su Ejecutiva. ¿Le va a poner las pilas de cara a las próximas Elecciones de 2019?

En absoluto. Ellos vienen con las pilas ya cargadas, tanto los que repiten como los que han asumido nuevos retos y esto es lo que necesitaba el partido. Son personas con muchas ganas de trabajar por la ciudad y de apoyar la labor que el Partido Socialista está llevando a cabo en el Ayuntamiento a través de los miembros del grupo municipal.