MUNICIPAL

Podemos logra la unanimidad por primera vez en un proyecto propio

El Pleno aprueba la ordenanza para el programa ‘Alquiler justo’, que pasará a denominarse ‘Alquiler social’ tras prosperar la petición de Ciudadanos

Todos los partidos representados en el Pleno han apoyado la ordenanza que regula el programa de ‘Alquiler justo’, que ahora se denominará de ‘Alquiler social’.
Todos los partidos representados en el Pleno han apoyado la ordenanza que regula el programa de ‘Alquiler justo’, que ahora se denominará de ‘Alquiler social’. - LA VOZ

Era uno de los proyectos estrellas del equipo de Gobierno, formado por Podemos y Ganar Cádiz en común. La ordenanza que regula las ayudas al programa municipal de ‘Alquiler justo’ salió ayer adelante gracias al consenso y a la unanimidad de los grupos representados en el salón de plenos del Ayuntamiento. Se trata del primer proyecto propio que el gobierno local logra aprobar en un pleno con el apoyo de todos los grupos.

Esta ordenanza permitirá revitalizar el mercado de alquiler de viviendas en la ciudad al mismo tiempo que facilitará el acceso a las mismas por parte de colectivos más vulnerables.

La ordenanza incluye algunas de las propuestas realizadas por los grupos destacando una de ellas, la presentada por el grupo Ciudadanos, que provocará el cambio de nombre de la misma pasando a denominarse Ordenanza Reguladora de las Ayudas al programa municipal Alquiler Social. El propio equipo de Gobierno considera que la norma «se ha enriquecido con las aportaciones presentadas en forma de alegaciones por parte de la Plataforma por la Vivienda Digna, un particular y los partidos políticos con representación en el Pleno (PSOE, PP y Ciudadanos)».

El principal objetivo de esta ordenanza es impulsar el alquiler social de las viviendas desocupadas a través de incentivos a la propiedad para ponerlas en el mercado de alquiler en condiciones dignas de habitabilidad a precios razonables para que puedan destinarse fundamentalmente, con el apoyo municipal, a los sectores de población que lo necesitan, con medidas para garantizar el pago de las rentas y el buen estado de conservación de la vivienda hasta la finalización del arrendamiento.

Además, se podrá impulsar la renovación de las viviendas y activar la economía local con las obras de adecuación que pueden ejecutar las empresas locales. En aquellos casos en los que la propiedad tenga dificultades para hacer frente a los gastos que suponen ejecutar las obras necesarias para que los inmuebles puedan cumplir unas mínimas condiciones de habitabilidad, se establecen ayudas, que serían créditos reintegrables a los propietarios de las viviendas.

Los beneficiarios de este programa serán personas y familias inscritas en el padrón o que acrediten su residencia en la ciudad con una antelación mínima de seis meses y que se encuentren en una situación de necesidad inmediata de una vivienda. La propuesta de beneficiarios se realizará a instancias de la Oficina Municipal de Defensa de la Vivienda.

La inclusión de los jóvenes

El debate ha transcurrido con normalidad y los grupos han expuesto sus alegaciones al documento. Algunas de ellas se han incluido en la norma y otras no. Mientras Ciudadanos ha centrado toda su intervención en el cambio de nombre del programa, consiguiendo finalmente esta modificación, el PSOE ha defendiendo nuevamente la reserva de una cuarta parte de las viviendas que se capten en este programa para los jóvenes menores de 35 años.

Según ha explicado la propia concejal de Vivienda, Eva Tubío, «los jóvenes ya están incluidos en este programa. De hecho veo y atiendo a muchos de ellos todos los días». Ha añadido que más de un 40 por ciento de los demandantes del Registro Municipal de Vivienda son jóvenes, «y es uno de los colectivos que se beneficiarán de este programa, por lo que reitero que ya están integrados».

Los socialistas sólo contaron con el apoyo de Ciudadanos para que esta alegación puediera saliera adelante ya que el equipo de Gobierno votó en contra y el PP se abstuvo, por lo que finalmente fue rechazada. No obstante, la concejal socialista ha asegurado que en próximos plenos de carácter ordinario el PSOE continuará luchando por conseguir que se contemple finalmente a los jóvenes en esta ordenanza.

Por su parte, el PP ha mostrado su satisfacción ante la aceptación de varias de sus alegaciones, destacando que las ayudas al alquiler llegarán hasta el 90% (tal y como sucedía cuando gobernaba el PP), o que no se les aplique a los inquilinos los requisitos recogidos en la Ley de Subvenciones referidos a la obligatoriedad de estar al día en el pago a la Seguridad Social y Hacienda.

Poco atractiva para propietarios

No obstante, los populares consideran que esta norma «no contará con el interés de muchos propietarios y que está abocada al fracaso». El PP ha hecho referencia a que la norma es «poco atractiva para los propietarios» ya que «por ejemplo en las ayudas a través de créditos reintegrables, hubiera sido mejor una subvención a fondo perdido como la que se ofreció cuando comenzó el PP a gobernar y que permitió recuperar gran parte del parque de viviendas de la ciudad que se encontraba en una situación de infravivienda».

El concejal del PP, Juan José Ortiz, ha asegurado que «seguiremos trabajando para que se mejore esta norma y termine incluyéndose esta propuesta». Asímismo, ha solicitado que una vez al mes se de cuenta en la Junta de Gobierno Local de los contratos que se firman a través de este programa.

El equipo de Gobierno tiene por delante el reto de que esta ordenanza sea efectiva y que haya propietarios que se adhieran a este programa con la intención de que se pongan a disposición de los ciudadanos que más lo necesitan viviendas para garantizar a toda la población este derecho básico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios