El detenido fue sorprendido junto al menor en la playa de Cortadura.
El detenido fue sorprendido junto al menor en la playa de Cortadura. - F. J.
SUCESOS

Pillado justo antes de agredir sexualmente a un menor en Cádiz

A prisión acusado de cometer abusos sexuales a un niño de 14 años con el que quedó en varias ocasiones

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz capital a un hombre de 47 años, L.M.M.P, acusado de un presunto delito de abuso sexual sobre un menor de 14 años. Al parecer el arrestado, un antiguo miembro de Brigadas Amarillas, había quedado en varias ocasiones con el niño en un banco de la zona de Los Balbo y allí mismo le realizaba los tocamientos. Gracias a la investigación se evitó que los abusos terminarán en agresión sexual ya que fue descubierto in fraganti en la playa de Cortadura, donde se le detuvo.

Según fuentes consultadas, los agentes fueron alertados por los trabajadores de un edificio oficial de la Junta que habían observado como este hombre se solía sentar con el niño en el banco y le efectuaba presuntamente los tocamientos. Al recibir la información, los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría Provincial iniciaron las pesquisas y pusieron en marcha un dispositivo de vigilancia.

En la playa de Cortadura

Así, el pasado viernes los policías pudieron comprobar cómo había vuelto a quedar con el menor en la citada plaza para después irse con él a la playa. Ya allí observaron como ambos se echaban en una toalla y comenzaban los tocamientos y en el momento que parecía que iba a cometer la agresión, los agentes actuaron evitando la consumación del acto sexual.

Ante las evidencias, los policías detuvieron al investigado como presunto autor de un delito de abuso sexual contra un menor. Tras pasar a disposición judicial el pasado día 11, el juez decretó el ingreso en prisión. Además se realizó un registro en el domicilio del detenido a fin de investigar si este chico era su única víctima o pudiera haber más afectados. Se le ha requisado diverso material informático.

Por su parte, puestos en contacto con Brigadas Amarillas, el colectivo se desmarca de la actuación presuntamente ilícita de este individuo asegurando que el investigado ya no forma parte del grupo desde hace unos siete años.