TURISMO

Nuevo alojamiento turístico en el centro de Cádiz

Un empresario vasco solicita la licencia de obras para la rehabilitación integral de una finca en la calle Horozco, nº3

Número 3 de la calle Horozco de Cádiz
Número 3 de la calle Horozco de Cádiz - L. V.

La capital gaditana sigue sumando pequeños alojamientos turísticos en las calles del centro. A las pensiones de siempre se están uniendo otros nuevos modelos de negocio, parecidos pero con filosofía y estética renovadas que proliferan en forma de 'hostel' o de apartamentos turísticos independientes.

En este contexto, el Ayuntamiento de Cádiz ha recibido recientemente una nueva solicitud de licencia de obras para rehabilitar una antigua finca y transformarla en alojamiento. Se trata de la finca número 3 de la calle Horozco, una vía del casco antiguo de la capital, perpendicular a la Alameda Apodaca y muy cercana a la plaza Mina.

La solicitud ha sido presentada por el empresario vasco Francisco Javier Lacunza Beunza, en representación de la firma Aitz Aterpea S. L., para ejecutar un proyecto básico de rehabilitación integral de la finca con el fin de darle uso como hostal de dos estrellas. Para ello, Aitz Aterpea S.L.U. ha solicitado la calificación ambiental para la actividad de apartamentos turísticos, siguiendo la nueva tendencia en alojamientos en los cascos históricos de las ciudades.

El último proyecto de este tipo en desarrollo en Cádiz es la Casa del Cónsul, en la plaza de España, cuyas obras continúan a buen ritmo y se prevé que hayan finalizado en pocos meses. Este alojamiento vinculado al historia de la ciudad y su relación con el comercio marítimo, pretende abrir sus puertas en la próxima temporada alta turística y viene a completar la oferta de la Casa de las Cinco Torres.

El edificio denominado así se encuentra muy cercano a la antigua Aduana de Cádiz, actual sede de la Diputación Provincial, y vinculado directamente al esplendor económico de la ciudad mientras fue la capital del monopolio comercial con América a principios del siglo XVIII y especialmente a la Casa de Contratación, que cumple este año el Tricentenario de su constitución en esta ciudad.

El escollo de las casas palacio

La proliferación de iniciativas en fincas abandonadas de menor tamaño contrasta con la dificultad que están encontrando las casas palacio de Cádiz para ser rehabilitadas por falta de inversiones. Ya es mítico el abandono de la Casa del Almirante, los problemas del palacete de Sagasta, 1 para que alguien lo reflote o las continuas operaciones frustradas en torno a la gran finca del lateral de San Agustín. Frente a estos edificios; grandes, abandonados y con protección por ser bien de interés cultural se encuentran fincas de menor tamaño que ofrecen menos trabas para ser transformadas en alojamientos, más modestos pero que pueden ofrecer una calidad más que suficiente.

Toda la actualidad en portada

comentarios