VIVIENDA

Mujeres maltratadas se encerrarán en el Ayuntamiento si no reciben soluciones

A pesar de contar con el compromiso del alcalde en el último pleno, siguen sin percibir el 90% del alquiler y debiendo en algunos casos hasta cuatro meses

En el último pleno, el alcalde se reunió con las afectadas comprometiéndose a darles una solución.
En el último pleno, el alcalde se reunió con las afectadas comprometiéndose a darles una solución. - ANTONIO VÁZQUEZ

«Esto ya es un cachondeo y no podemos más. La paciencia se nos está agotando». Así de desesperadas se muestran las mujeres víctimas de violencia de género por la situación que viven desde hace meses ellas y sus familias porque «se nos promete una cosa pero luego la realidad es otra bien distinta». Junto a otras mujeres en situación de exclusión social se han unido para reclamar ante el Ayuntamiento una solución a sus problemas, fundamentalmente de vivienda.

El pasado pleno del 30 de septiembre los grupos de la oposición volvieron a presentar una propuesta en la que exigían al equipo de Gobierno el cumplimiento del acuerdo de la sesión plenaria del mes de julio en la que se aprobó una atención integral a estas mujeres y que las ayudas al alquiler tendrían que ser de, al menos, el 90%. Este colectivo confirma que «en un principio, cobrabamos un 90% pero de golpe y porrazo nos bajaron al 75% sin ofrecernos ninguna explicación. Ahora estamos exigiendo lo que se aprobó en el pleno de julio, es decir, volver al 90%».

El alcalde de la ciudad, José María González Santos, se ausentó de la sesión plenaria durante unos minutos para atender personalmente a estas mujeres y evitar así el clima de tensión que se estaba dando en el salón de plenos «fruto de nuestra desesperación porque ya no sabemos qué hacer».

En dicho encuentro, explican, «el alcalde nos dijo que ya había firmado el 90% y que no nos preocupáramos. Lo cierto es que a día de hoy, 10 días después de ese pleno, en Servicios Sociales no saben nada ni se les ha dado ninguna orden para que nos paguen el 90% que nos corresponde». Añaden que «ya tenemos dos meses de retraso, septiembre y octubre, y en el caso de otra de nuestras compañeras, cuatro meses. Esto no es serio y ya desconfiamos tanto de lo que nos dice la concejal de Servicios Sociales, Ana Fernández, como de lo que nos promete el alcalde porque a día de hoy seguimos igual».

En la mañana de ayer, el colectivo de mujeres volvieron a presentar un escrito dirigido a ambos (alcalde y concejala) solicitando que les atiendan personalmente y les expliquen qué está retrasando los pagos. «Vamos a dar esta semana de plazo y si vemos que no hay soluciones nos veremos obligadas a encerrarnos en el Ayuntamiento», señalan.

Además de los retrasos en el pago del alquiler, otra de las afectadas está pendiente de una orden de desalojo para el próximo 3 de noviembre. Aunque se logró parar el juicio que tenía previsto para el 6 de octubre, aún está pendiente de que le asignen un procurador. Asegura que el alcalde le prometió una solución y sigue sin tener noticias al respecto y sin saber donde va a ir si finalmente tiene que abandonar su casa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios