Túnel inundado actualmente
Túnel inundado actualmente - A. V.
MUELLES

El misterio del fallido túnel hacia la terminal del puerto en Cádiz

Aún no se sabe con certeza si el agua que inunda esta obra procede de la lluvia o del mar y si el obstáculo encontrado es realmente un chapón

CÁDIZActualizado:

Tras los últimos acontecimientos publicados sobre el cambio de estrategia de MSC llevándose los contenedores a Sevilla en tren, en lugar de continuar trayéndolos a Cádiz por mar, el problema del túnel de acceso a la nueva terminal de contenedores ha quedado relegado a un lejano plano. Pero la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) lo tiene muy presente. En estos días, este ente ha publicado una licitación para realizar el «análisis conjunto de los incidentes constructivos y de las medidas llevadas a cabo en relación con las obras del acceso a la NTC de Cádiz», por un importe de 30.000 euros y con un plazo de ejecución de un mes.

Estos estudios suelen ser encargados por la Administración pública cuando baraja la posibilidad de replantearse una obra de nuevo, lo que podría incluir la reclamación de daños y perjuicios a la empresa constructora que se hizo cargo del mismo.

Fuentes cercanas al puerto de Cádiz aseguran que el agua que se ha filtrado en la obra del túnel de acceso no es de lluvia sino que podría proceder de las paredes excavadas, del propio nivel freático. Esto supondría un grave error en el planteamiento de la construcción de este acceso que no solo retrasaría las obras, sino que las encarecería demasiado.

La APBC saca a licitación un estudio técnico para solucionar de una vez todas las incógnitas

A falta de las conclusiones del estudio, la APBC ya explicó cuando se produjo la inundación que este contratiempo demorará entre 18 y 24 meses la finalización de la obra. El quid de la cuestión es analizar ahora quién se responsabiliza de los costes que ocasionará el nuevo planteamiento de la obra y que supondrán unos 30.000 euros más.

Se cuestiona todo

Pero es más, ya puestos a analizar, piden que se investigue si el gran obstáculo que paró la obra la primera vez y que dijeron que era una gran chapa metálica que no podía ser retirada no fuera tal, sino una roca o cualquier otro elemento muy duro que no pudo ser eliminado por la maquinaria de la firma que ganó la ejecución de esta obra en concurso público, la empresa Vías y Construcciones.

La aparición de lo que se denominó una ‘chapa’ de unos 23 metros de largo por unos 6 metros de ancho, a una profundidad de entre 11 y 14 metros, y otras varias actuaciones a realizar en la obra del túnel de acceso a la Nueva Terminal de Contenedores del Puerto de Cádiz obligó a redactar un nuevo proyecto y a convocar la correspondiente modificación, puesto que el arreglo excedía el 10% del presupuesto planteado.

Este fue el primer gran escollo que se encontró un acceso planteado como esencial para permitir el acceso directo y diferenciado de vehículos, evitando por motivos de control y seguridad la interrelación con los diques, muelles e instalaciones ocupadas por Navantia.

Ahora, los astilleros de Cádiz han mostrado su colaboración con el resto del muelle y cederán mientras sea necesario el acceso en superficie hasta la nueva terminal. Esta carretera está parcialmente construida porque es la que se habilitó cuando se inauguró la NTC y la que está dando servicio a los camiones para finalazar la explanada. En estos meses, empresarios portuarios apuntan que igual el túnel no es tan esencial para la futura terminal.