Antonio Maíllo, a las puertas de la Audiencia provincial de Cádiz mostrando la denuncia contra Pascual.
Antonio Maíllo, a las puertas de la Audiencia provincial de Cádiz mostrando la denuncia contra Pascual. - LA VOZ
SANIDAD

Maíllo insta a Pascual a devolver 164 millones obtenidos de forma «ilícita»

Izquierda Unida presenta ante la Fiscalía provincial una denuncia contra esta empresa al considerar que ha podido existir «delito penal»

CÁDIZActualizado:

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, acompañado de líderes locales y provinciales de esta formación, ha presentado ante la Fiscalía provincial de Cádiz una denuncia contra las Clínicas Pascual por un posible «delito penal», según se extrae del informe del Consejo de la Defensa de la Competencia de Andalucía, que estima que esta empresa podría haber obtenido un «beneficio ilícito» de más de 164 millones de euros.

Desde esta formación se espera que la Fiscalía «atienda con diligencia esta denuncia y esclarezca si se ha producido un menoscabo del dinero público y si los recursos destinados a la sanidad están en manos de un empresario que no debe contando además con el beneplácito de la Junta de Andalucía».

Para Maíllo, el informe del Consejo es «demoledor» ya que «habla de más de 164 millones de euros de beneficio ilícito pudiendo existir un abuso dominante que puede derivar en un chantaje para condicionar futuros conciertos con la Junta».

El líder de IULV-CA ha asegurado que «esto no ha venido al azar ya que llevamos 25 años así, con una palpable falta de planificación por parte de la Junta de Andalucía, en la que el PSOE se ha dedicado a mirar para otro lado permitiendo esta situación de abuso».

Maíllo ha insistido en que el informe «es susceptible de que se investigue por parte de Fiscalía la figura recogida en el Código Penal de la apropiación indebida». Desde Izquierda Unida «consideramos que es muy evidente esa sobrefacturación y los beneficios ilícitos por parte de Pascual, que tiene que devolverlos en favor de la sanidad pública». En su opinión, con todo este dinero «se podrían construir tres hospitales».

Como conclusión, Maíllo ha asegurado que el objetivo de esta denuncia es, por un lado, que se investigue la figura de apropiación indebida. En segundo lugar, las condiciones del nuevo concierto con la Junta ya que, ha señalado,«se produjo un aumento de las bases del conciert y una mejora de las condiciones de los mismos» y; por último, «pedimos a la Fiscalía que si ve hechos constitutivos de delito, que inste a la empresa a que proceda a la recuperación de los millones de euros».

«Susana Díaz ha mirado hacia otro lado»

A juicio del líder de IU en Andalucía, «la defensa de la sanidad pública se demuestra con hechos y hasta ahora la presidenta de la Junta, Susana Díaz, lo único que ha hecho es mirar para otro lado respecto al informe del Consejo de la competencia y por eso, ante su ambigüedad y falta de contundencia, hemos acudido a la Fiscalía».

Ha lamentado a su vez que «ha sido anunciar que íbamos a presentar esta denuncia, y ahora la Junta corre como pollo sin cabeza a hacer lo mismo en otras localidades como Lepe por si se han producido prácticas abusivas en materia sanitaria. Un gobierno coherente no tiene que esperar a que IU lo denuncie, debe impedir que haya empresas que se aprovechen de esto».

Maíllo ha valorado la presencia del coordinador de la plataforma en defensa de la sanidad pública, Antonio Vergara, asegurando que «aquí si que hay coherencia».

Vergara ha manifestado a las puertas de la Audiencia provincial de Cádiz, que «nuestro único objetivo es la defensa de la sanidad pública y no podemos permanecer al margen del conflicto histórico de la Junta con la empresa Pascual». Desde Marea Blanca, «exigimos que los conciertos con las privadas se miren con lupay que solo se hagan si es absolutamente imprescindible».