CÁDIZ

Kichi visita una mezquita de Cádiz para celebrar el fin del Ramadán

González Santos, siempre alejado de cualquier manifestación religiosa de la ciudad, hace una excepción asegurando que quiere ser «el alcalde de todos»

El alcalde, rodeado de miembros de la comunidad musulmana de Cádiz.
El alcalde, rodeado de miembros de la comunidad musulmana de Cádiz. - Antonio Vázquez

El alcalde de Cádiz, José María González Santos, siempre se ha mantenido alejado de todas las manifestaciones religiosas que se celebran en la ciudad. Apenas tres meses después de su toma de posesión como alcalde y en lo que suponía su primer acto religioso como regidor gaditano, no acudió a la procesión de la Patrona de Cádiz, la Virgen del Rosario.

Tampoco entregó el bastón de mando de la ciudad al alcalde perpetuo, el Nazareno de Santa María, ni participó en el desfile procesional de esta Hermandad de manera institucional, haciéndolo sin embargo en la penitencia acompañando a su madre. Pero además, el palco de autoridades se quedó sin representación del equipo de Gobierno durante los días de la Semana Santa.

Y hace un mes escaso, ni el alcalde ni ningún miembro del equipo de Gobierno acudió a la procesión del Corpus Christi, una tradición en la que siempre ha participado el conjunto de la Corporación. Pero Kichi siempre ha manifestado su intención de separar lo religioso de lo político y a lo largo de este primer año de gobierno así lo ha demostrado. Tan sólo acudió durante la Semana Santa a las distintas hermandades de la ciudad para desearles una buena estación de penitencia.

Hoy, día 6 de julio, en el que culmina el Ramadán, el alcalde ha hecho una excepción y a las nueve de la mañana ha acudido a la mezquita Al Hoda, en la que ha sido recibido con grandes honores por parte de la comunidad musulmana de la ciudad. Dulces, dátiles y leche han sido los prolegómenos de este acto.

El alcalde ha destacado que el Ramadán "es un mes señalado del año para millones de musulmanes en el mundo. Un tiempo dedicado a la reflexión interior, al encuentro, a la convivencia".

La comunidad islámica en la ciudad está compuesta por 250 gaditanos y gaditanas. El alcalde, que ha destacado que "mi intención es ser alcalde de todos y para todos", les ha deseado a todos ellos un feliz final de Ramadán y ha compartido un copioso desayuno con los miembros de esta comunidad.

Hace unas semanas el alcalde mantuvo un encuentro con los representantes de la comunidad islámica en la ciudad a lo que les preguntó por sus inquietudes. En dicho encuentro, el presidente de la comunidad islámica en Cádiz destacó que fue la primera vez que eran recibidos en el Ayuntamiento de Cádiz y aseguró que esta comunidad la conforman unas 50 familias, alrededor de 250 personas. Destacaron la integración y la buena acogida que tienen los integrantes de esta comunidad en la ciudad de Cádiz.

Toda la actualidad en portada

comentarios