CÁDIZ

Juan Carlos Campo: de estrella a estrellado

La presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, cuyo padre fue uno de los fundadores del PSOE, ha pedido su dimisión

El diputado por Cádiz del PSOE, el magistrado Juan Carlos Campo, salta a la fama por dinamitar en el Congreso el debate sobre la prisión permanente revisable

CÁDIZActualizado:

Un minuto de gloria para no levantar cabeza. El diputado del PSOE por Cádiz Juan Carlos Campo se ha convertido en el triste protagonista del debate que tuvo lugar este jueves en el Congreso sobre la aplicación en nuestro país de la prisión permanente revisable. A Campo le han bastado poco menos de diez minutos para pasar de estrella a estrellado y alcanzar una fama que hasta ahora se reducía al círculo de la judicatura. La intervención de Campo en la tribuna de oradores puso al hemiciclo en pie de guerra al utilizar un argumento zafio y burdo para rechazar la reforma que abanderan PP y Ciudadanos. Campo, que es juez de profesión y goza de un curriculum de vértigo, utilizó unos derroteros poco ortodoxos para situar la posición del POSE en el debate. Así, el magistrado criticó al Gobierno por utilizar el dolor de las víctimas y puso en el punto de mira al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, por politizar la muerte del pequeño Gabriel Cruz al llevar en el funeral, celebrado en la Catedral de Almería, la bufanda que le regaló su madre en señal de agradecimiento por la investigación.

El discurso de Campo fue subiendo de tono hasta reventar el debate y destacar que «a ETA se le ha vencido sin prisión permanente revisable» y, sin embargo, el pequeño Gabriel ha muerto con este tipo de iniciativas sobre la mesa. Los familiares de las víctimas por este tipo de asesinatos que se encontraban en la zona de invitados del Congreso no daban crédito a las palabras de Campo. La decepción y la frustración entre los padres eran patente.

Juan Carlos Campo ha traspasado los límites y ha roto la regla básica de un debate democrático: el respeto. El diputado gaditano, un perfecto desconocido para el común de los mortales, se ha ganado ahora una fama por una intervención porco afortunada y reprobable.

El juez Juan Carlos Campo inició su carrera en el juzgado de Sanlúcar y, posteriormente, en el juzgado número 2 de Cádiz y en el número 5 de lo Penal, en Jerez. La vinculación de Juan Carlos Campo con el PSOE es larga. Este juez ha ocupado puestos de responsabilidad en los últimos veinte años tanto en la Junta de Andalucía como en el Gobierno de la nación. En 1997 fue nombrado director general de Relaciones con la Administración de Justicia por el gobierno de la Junta presidido entonces por Manuel Chaves y en 2001 entró como vocal en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Su trayectoria subió un peldaño definitivo en 2009 cuando el gabineteo de Rodríguez Zapatero lo llamó para dirigir la secretaría de Estado de Justicia. Campo estuvo en el Gobierno de España hasta que el PSOE perdió las elecciones generales en 2011 y volvió a la Junta de Andalucía como secretario de Relaciones con el Parlamento.

El PSOE lo recuperó de nuevo en 2015 para la primera línea de la política y lo colocó como número tres de la candidatura socialista por Cádiz, por detrás de Salvador de la Encina y Miriam Alconchel. Las elecciones de diciembre de ese año le reportaron a Cádiz tres diputados del PSOE, los mismos que en junio de 2016 cuando hubo que repetir los comicios ante la falta de acuerdo de los partidos para nombrar presidente de Gobierno. Como se recordará, el PP fue la lista más votada en ambas elecciones, pero no sería hasta octubre de 2016 cuando el PSOE facilitó la investidura de Rajoy tras la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del partido. La nueva legislatura ha situado a Campo con un escaño en el Congreso y como portavoz del PSOE en materia de Justicia. No hay que olvidar que el juez gaditano, aunque nació en la localidad sevillana de Osuna, ha sonado varias veces como candidato a la cartera de Justicia en caso de una victoria socialista.

Juan Carlos Campo siempre ha tenido un perfil técnico, algo que lo ha mantenido apartado de la primera línea política. Su imagen es más conocida en el mundo de la judicatura, sin embargo, su repercusión en otros foros sociales es muy corta. La intervención de este jueves, desde luego, lo ha lanzado a la fama. No obstante, esa nueva audiencia que ha cosechado se le vuelto en contra incluso entre simpatizantes de izquierda. La presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, cuyo padre fue uno de los fundadores del PSOE, ha pedido perdón por la intervención de Campo y ha mostrado su bochorno por el discurso. Blanca Estrella Ruiz pedirá al actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, la dimisión del diputado Juan Carlos Campo, «porque es increíble que en el PSOE haya gente de este calibre».