El individuo detenido en la calle Sacramento por robar en la tienda de informática ha entrado en prisión. - LA VOZ

Ingresa en prisión el detenido por el robo en la tienda de informática

Dos personas han sido detenidas en la plaza de la Cruz Verde presuntamente por vender los productos robados a este establecimiento

CádizActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han puesto a disposición judicial durante la mañana del martes al presunto autor de un delito de robo con fuerza en establecimiento y un delito contra la salud pública. Abraham V. L., de 36 años y vecino de La Viña, fue detenido cuando huía por la calle Sacramento tras perpetrar un robo en una tienda de informática, donde se había apoderado de un caja registradora y varios dispositivos informáticos y accesorios para telefonía móvil.

Tras ser oído en declaración el titular del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia ha decretado su ingreso en prisión. La investigación, que aún se mantiene abierta, ha permitido que se localizara a un hombre y una mujer de 60 años y 47 años de edad que se encontraban en la plaza de Antonio Martín (anteriormente conocida como Cruz Verde) donde estaban vendiendo objetos que habían sido sustraídos en la tienda de informática, los cuales fueron reconocidos por el propietario.

Hasta el lugar se desplazaron dos investigadores del Grupo de Delincuencia Urbana que identificaron a los sospechosos y tras comprobar que los objetos que portaban, entre ellos un ordenador portátil y un juego de altavoces, eran de procedencia ilícita, procedieron a su detención como presuntos autores de un delito de receptación.

Un amplio historial delictivo

El gaditano detenido, que ya ha entrado en prisión, tenía un generoso historial delictivo sembrado de antecedentes por delitos de robos y drogas. En el cacheo le encontraron un móvil, cuya propiedad no pudo acreditar, además de una videocámara, un monitor, varios pendrive, tarjetas de memoria y material informático y accesorios para móviles. Además, se le intervino la caja registradora y más de 200 euros en metálico. Durante el cacheo cayeron al suelo los dispositivos que guardaba.

En un registro más exhaustivo, se descubrió que Abraham guardaba en una de sus zapatillas más de 15 papelinas de heroína por lo que quedó arrestado también por un delito contra la salud pública.