SUCESOS

El informe definitivo de ADN confirma que el fallecido de San Roque es el guardia civil desaparecido en Utrera

La muestra extraída del tejido óseo ha dado positiva en el cotejo efectuado para la confirmación decisiva

El informe definitivo de ADN confirma que el fallecido de San Roque es el guardia civil desaparecido en Utrera

El informe definitivo de ADN hecho al cadáver hallado el 10 de febrero en la escollera del baluarte de San Roque, en Cádiz, ha confirmado de manera rotunda que corresponde al de José Manuel Ramos, vecino de Utrera, de 49 años y miembro de la Guardia Civil en el destacamento de la localidad sevillana. Aunque ya trascendió la semana pasada que podría tratarse de él, según fuentes consultadas este miércoles por LA VOZ, ha sido ahora, tras efectuarle una nueva prueba de garantía cuando ya se puede asegurar sin riesgo de caer en dañinos equívocos, que el cuerpo corresponde al de este agente.

Para su identificación, realizada por la Policía Nacional en Madrid, se ha utilizado una muestra de ADN extraída del tejido óseo que ha dado positiva en el cotejo efectuado según la base de datos de personas desaparecidas de la que disponían. Además también se tomó una necrorreseña dactilar. Queda pendiente el informe de la autopsia que podrá determinar las causas exactas de su fallecimiento.

Ramos, casado y con dos hijos de 24 y 17 años, desapareció de la Utrera el viernes 20 de enero y las alarmas saltaron cuando no acudió a su puesto de trabajo en el destacamento el lunes siguiente.

La familia presentó una denuncia, activándose un protocolo de búsqueda en el que participaron efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil de Utrera, a los que se unieron dotaciones de Arahal, Santiponce, Dos Hermanas, Los Palacios y Villafranca y Las Cabezas de San Juan. Más de 120 personas participaron en el dispositivo de búsqueda, que indagaron en zonas urbanas, barriadas, caminos rurales, casas deshabitadas, pozos... revisándose también las cámaras de la estación de trenes de Utrera.

Al parecer, el guardia civil José Manuel Ramos dejó el coche aparcado en el destacamento, se llevó sólo la cartera y sus dos armas reglamentarias, según apuntaron entonces fuentes próximas al desaparecido.

Dos alumnos del IES Columela se encontraron el cadáver el 10 de febrero, sobre las once de la mañana, en los bloques del baluarte de San Roque, en Cádiz, alertando a continuación a la Policía. El servicio de Bomberos rescató posteriormente los restos de José Manuel Ramos. La Policía Científica tomó las muestras necesarias, mientras que los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) delimitaron un perímetro de seguridad y sobre las 14.00 horas se levantó el cadáver, que presentaba un avanzado estado de descomposición.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios