Imagen de la última incautación, de 3,7 kilogramos de cocaína, en el Puerto de Cádiz. - A. V.
CÁDIZ

El Gobierno invierte 100.000 euros en mejorar el almacén de drogas de Cádiz

Los sindicatos denunciaron afecciones a la salud de los trabajadores por el contacto con los estupefacientes

CádizActualizado:

El Gobierno ha anunciado que ha puesto en marcha un proyecto de adaptación del almacén de sustancias estupefacientes de Cádiz, por importe de 100.000 euros, en medio de las denuncias de los sindicatos por supuestas afecciones a la salud de los trabajadores por el contacto con la droga.

Según un comunicado de la Subdelegación del Gobierno, ya se han iniciado los trámites para licitar las obras, como establece la ley de contratación del sector público.

«En contacto directo y permanente con las autoridades judiciales, se trabaja para la agilización de la destrucción de las sustancias depositadasy se lleva a cabo un nuevo procedimiento para el muestreo y pesaje de las mismas».

El Gobierno responde así a las denuncias de los sindicatos por problemas de salud denunciados en la plantilla de empleados públicos del edificio de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, a consecuencia de la situación de este depósito de droga.

Según la Subdelegación, el pasado día 3 de octubre el presidente del Comité de Seguridad y Salud informó a la Secretaria General de las quejas presentadas por las afecciones de salud que causan a los empleados públicos las sustancias depositadas en la Subdelegación.

Presentación del proyecto

La Secretaría General convocó el pasado martes, día 10, al presidente del Comité de Seguridad y Salud, al presidente de la Junta de Personal y al presidente del Comité de Personal Laboral para abordar la situación y presentarles el proyecto de obra aprobado, aunque, finalmente, esta reunión se celebrará la próxima semana.

El Gobierno recuerda que, desde febrero de 2016, se han llevado a cabo diversas actuaciones de sellado de los conductos de ventilación en la planta sótano del inmueble de la Subdelegación del Gobierno.

«Hasta la fecha no se ha trasladado a la Secretaría General de esta Subdelegación del Gobierno casos de sangrado por la nariz ni desvanecimiento, ni tampoco se ha producido ninguna baja laboral motivada por olores», añade la Subdelegación.

«Del mismo modo, en ningún momento han existido represalias hacia los trabajadores que han mostrado malestar por los olores denunciado, sino que siempre se ha atendido cuando se han expuesto las molestias aludidas».

A día de hoy la Subdelegación del Gobierno sólo tiene constancia oficial de que un trabajador ha acudido a la Mutua y que otra trabajadora ha asistido en dos ocasiones al Servicio Andaluz de Salud.