En la calle Columela se produjo uno de los robos.
En la calle Columela se produjo uno de los robos.
SUCESOS

Dos detenidos por los últimos robos en comercios de Cádiz

La Policía Nacional sigue investigando los hechos y no se descartan nuevas detenciones en los próximos días

Actualizado:

La Policía Nacional ha logrado detener ya a dos personas acusadas de estar detrás de la oleada de robos que se ha producido en Cádiz estas dos últimas semanas. Según ha podido saber este periódico se trata de dos hombres con un amplio historial delictivo. Tras ser puestos a disposición judicial, ambos han ingresado en prisión preventiva a la espera de juicio.

Los investigadores del Grupo de Delicuencia Urbana, que se encargan de este tipo de casos, siguen investigando los robos que se han sucedido desde finales de octubre hasta este mismo fin de semana pasado, por lo que no se descarta que ya hayan identificado a otros supuestos ladrones y se produzcan más arrestos en los próximos días.

De uno de los arrestados se informó recientemente. Se trata de un vecino del barrio de Santa María de 33 años al que se le acusa de estar detrás de al menos los dos robos perpetrados en la cafetería La Marina de San Juan de Dios, en la céntrica plaza del mismo nombre. A este individuo, al que se arrestó en su domicilio, se le imputan varios robos con fuerza en establecimientos del casco antiguo y del Paseo Marítimo. El otro delincuente también está relacionado con robos con violencia en otros comercios de la ciudad.

Justamente este pasado fin de semana se produjeron nuevos asaltos de ladrones. A pesar de que en la mayoría de los casos no es mucho lo que se llevan de botín, sí provocan daños en las tiendas o bares, además de la propia inquietud de los empleados. El primer caso ocurrió el viernes por la tarde. Un individuo de origen magrebí entró en una tienda de gafas de la calle Columela llevándose uno de los artículos y emprendió la huida. Los responsables del comercio salieron detrás de él y lograron alcanzarle. El ladrón no dudó en sacarles un cuchillo para que lo dejaran marchar. Finalmente, este caco también fue detenido por la Policía Nacional.

Otro de los establecimientos asaltado fue el Fogón de Mariana de la calle Sacramento. Allí en torno a las cinco de la mañana entraron unos individuos rompiendo la baraja metálica y la puerta principal de acceso. Una vez dentro provocaron numerosos destrozos y se llevaron 60 euros y cuatro jamones. Exacto 'modus operandi' utilizaron los mismos u otros ladrones para entrar en el Bar Casa Aurora de donde, según fuentes consultadas, se llevaron la caja registradora con unos 200 euros de la recaudación. Los hechos ocurrieron también de madrugada después de que el establecimiento cerrara.

De madrugada

También la madrugada del sábado dieron otro 'palo' en la empresa de paquetería Nacex de la calle Julio Romero de Torres. Allí las cámaras de seguridad grabaron como un ladrón entraba forzando la puerta y rápidamente se hacía con varios efectos que había en la oficina.

Además los delincuentes lo intentaron en otros dos comercios. Uno de ellos, la Taberna Pirata Nueva Hispaniola, ubicada en el Paseo Marítimo, donde se ha denunciado los daños ocasionados en la cerradura de la persiana. En este caso no llegaron a entrar. Al igual que ocurrió en la tienda Hobby Fauna de la calle Hospital de Mujeres.

Tras todos estos 'palos' están el mismo tipo de delincuentes ya que la forma de actuar es similar en todos los casos. Se da además la circunstancia de que son personas que han salido recientemente de prisión y delinquen de nuevo porque, sencillamente, es su «forma de vivir», por lo que las decisiones que toman los jueces sobre ellos son a menudo determinantes para que dejen de sucederse este tipo de robos.

La mayor parte de los ladrones que ejecutan estos hurtos son delincuentes comunes con problemas de drogadicción y amplios historiales de antecedentes en su haber y que actúan de manera desesperada para conseguir lo que sea, venderlo y tener dinero para poder comprar y consumir cocaína y heroína.