MUNICIPAL

La concejala de Asuntos Sociales admite serios retrasos y disfunciones en su área

Tras las críticas de Derechos Humanos, la delegada pide paciencia a los usuarios porque «los cambios no se consiguen de un día para otro»

La concejala de Asuntos Sociales admite serios retrasos y disfunciones en su área

La bandera con la que Podemos llegó al Ayuntamiento de Cádiz se rasga. Un colectivo prestigioso y ajeno a directrices políticas como Derechos Humanos en Andalucía emitió el pasado jueves una dura nota en la que calificaba como ineficaces los servicios sociales en el Ayuntamiento de Cádiz. En su escrito, admitía la buena fe pero dejaba constancia de una inoperencia absoluta. La prioridad absoluta del nuevo gobierno municipal es un fracaso según Derechos Humanos y cuando ya han transcurrido 15 meses de gobierno de José María González Santos.

Lejos de negar la denuncia, la concejala de Asuntos Sociales, Ana Fernández, admitió ayer la dificultades. Las achacó al intento de realizar «una transformación completa de una de las delegaciones que más saturadas de trabajo se encuentran» por lo que llegó a pedir a las asociaciones implicadas en esta área un poco de paciencia «puesto que los cambios importantes no se consiguen de un día para otro». Con esas frases, da por hecho que los cambios no se han producido y que hay una sobrecarga a la que no han podido responder.

Ana Fernández dice ser «muy conscientes de la situación de emergencia social en la que vive la ciudad. Precisamente por esto, el trabajo que se realiza desde Asuntos Sociales no ha parado ni un momento».

Para justificar la labor del gobierno local en este fundamental apartado, hizo inventario de todo lo logrado, como «ofrecer diversas alternativas a los niños del plan para garantizar una alimentación mínima, se han dado las ayudas del bono-educa para materiales además de las de los libros y tiene prácticamente en marcha la campaña del frío». Así, ha adelantado que la Mesa de Personas sin Hogar se convocará en breve.

«Hacemos un gran esfuerzo»

«Las necesidades que tiene esta ciudad son muchas y se está haciendo un gran esfuerzo por paliarlas», ha explicado Fernández, «de hecho, se están dando más ayudas que el año pasado llegando a triplicar las del 90% del alquiler» defendió. Afirma que de forma paralela «se está trabajando con todos los grupos que han mostrado interés en el bono eléctrico, un proceso que debido a su alto contenido participativo requiere de mayor tiempo».

La concejala asegura que es muy consciente de las necesidades de una de las áreas más importantes para el equipo de gobierno que integra, «de ahí que en junio presentáramos la realización de un plan estratégico que nos ayudara a establecer prioridades y optimizar los recursos de los que disponemos». Ana Fernández ha recordado que ya a las entidades que colaboran con la delegación se les avisó de que se pondría en marcha en el último trimestre del año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios