La concejala Ana Camelo aún no se ha pronunciado sobre la polémica del casting
La concejala Ana Camelo aún no se ha pronunciado sobre la polémica del casting - L.V.
IGUALDAD

El casting 'se cae' pero la Fundación de la Mujer se pone de lado

El Ayuntamiento lamenta el «lenguaje inapropiado» pero pasa por alto el contenido racista del mismo

CádizActualizado:

El casting para la película 'Entre dos aguas', de Isaki Lacuesta, que se iba a realizar en el Centro Integral de la Mujer de Cádiz, y que ha levantado numerosas críticas en redes sociales y colectivos feministas por el lenguaje sexista y racista empleado en su anuncio, finalmente no se celebrará en dichas instalaciones municipales.

Esta decisión, según ha informado el Ayuntamiento de Cádiz, la ha tomado la productora del casting 'Sondeproducción', tras una conversación telefónica con la delegación municipal de la Mujer en la que ha criticado el lenguaje «inapropiado» y el «uso sexista del lenguaje» en el citado anuncio.

Después de varios días en circulación el anuncio por las redes sociales y en soportes físicos, este miércoles la Fundación Municipal de la Mujer ha roto su silencio y se ha pronunciado al respecto con unos argumentos que arremeten contra el sexismo del lenguaje pero que pasan por alto las connotaciones racistas del texto del anuncio.

En este sentido, la Fundación califica de «inapropiados, no correctos e incluso se podría calificar como despectivos» los términos empleados en la convocatoria del casting. No obstante sorprende la explicación que ofrece, en la que sin reconocer falta de celo en la defensa de la igualdad precisamente en unas instalaciones concebidas para tal fin, se escuda en dejar claro que no comparte el lenguaje empleado y que éste atenta a partes iguales contra hombres y mujeres sin hacer alusión al contenido racista y estereotipado: «Aunque sea irrespetuoso, no se refiere únicamente a las características que deben tener aquellas mujeres que decidan presentarse al casting, sino a características que han de poseer todas las personas que decidan presentarse, tanto hombres como mujeres», ha señalado la Fundación.

La Fundación recalca que, pese a lo anterior, «el lenguaje no es un espacio aséptico, ni su uso, sea cual sea la forma que adopte, es inocuo, pues refleja el pensamiento colectivo y transmite la forma de pensar, sentir y actuar de cada sociedad, moldeándola al mismo tiempo con el uso de estereotipos».

Asimismo, el Ayuntamiento de Cádiz explica que la Fundación no tuvo «acceso en ningún momento» al texto usado por parte de la productora y que «simplemente ha cedido un espacio municipal, como hacemos en multitud de ocasiones a aquellas personas, colectivos o entidades que así lo solicitan».

No obstante, durante varios días el cartel del anuncio ha tenido mucha difusión por las redes sociales -vías habituales de comunicación ampliamente utilizadas por el equipo de Gobierno de Podemos- y grupos de whatsapp. Ello ha evidenciado el incumplimiento municipal de velar por la idoneidad de las actividades que debe ofrecer en cualquiera de sus instalaciones, sostenidas por las arcas públicas, máxime cuando rechaza o critica actividades que a veces se suceden en otros lugares municipales o en la vía pública, siendo el más sonado el del autobús de Hazte Oír, que tenía previsto pisar Cádiz pero el Ayuntamiento se opuso porque «difundía un mensaje ofensivo», dijo en su día la concejala de Asuntos Sociales, Ana Fernández.