PLAYAS

La cara y la cruz de la municipalización

Autonomía Obrera y UGT exponen diferentes versiones sobre modo en el que se está llevando a cabo el proceso de rescate de los servicios de playa

Las trabajadoras colocaron carteles reivindicativos en los aseos.
Las trabajadoras colocaron carteles reivindicativos en los aseos. - ANTONIO VÁZQUEZ

El portavoz de Autonomía Obrera, José Martínez, ha valorado positivamente el acuerdo para la continuidad del proceso de remunicipalización de los servicios de playa en el Consejo de Administración de la empresa Cádiz 2000. «Nos felicitamos porque la remunicipalización siga adelante ya que consideramos que es lo más beneficioso tanto para la ciudadanía como para los trabajadores» asegura el responsable sindical quien, a su vez, lamenta la abstención del PSOE de quienes esperaban un voto favorable. De otra parte entiende la coherencia ideológica del PP «porque ya sabemos que es un partido que está a favor de la gestión privada» aunque «deberían comprender que lo mejor es la gestión pública porque se ahorra en costes y se mejoran las condiciones de los trabajadores». Asimismo Martínez cree que «detrás de la votación de cada partido no sólo hay una ideología sino que más bien es una estrategia política de ir en contra de todo lo que hace este equipo de Gobierno» lamenta el representante de Autonomía Obrera.

En cuanto a la posición de las trabajadoras, Martínez quiere dejar claro que «se trata sólo de una parte de la plantilla que no está conforme con los argumentos esgrimidos para llevar a cabo la municipalización». En este sentido quiere matizar que «no son ciertas las manifestaciones de estas trabajadoras puesto que se les ha facilitado toda la información» e incluso asegura que él mismo ha explicado el proceso a las empleadas al igual que el concejal de Medio Ambiente y presidente de Cádiz 2000 Álvaro de la Fuente. Al respecto señala que «hay una parte de UGT que no está jugando limpio en este proceso».

Por último, en relación a las dudas planteadas por las trabajadoras sobre la conservación de sus puestos de trabajo, Martínez destaca que «no es cierto que el proceso de selección para pasar a la función pública exija la convocatoria de unas oposiciones» dado que «existen múltiples fórmulas para llevar a cabo un proceso de selección y, cuando llegue el momento, tendremos que pelear para que se aplique la fórmula más favorable para la permanencia de todas las trabajadoras» señala el responsable sindical quien asegura que «es una decisión que tendrá que tomar en su momento la empresa Cádiz 2000 junto con el comité que represente a todos los servicios de la playa, incluyendo la limpieza de la arena y el de salvamento y socorrismo».

Por su parte la representante de UGT en el colectivo de las trabajadoras, Rosa Huertas, asegura sentirse «desilusionada» ante lo que ocurrió el martes en la sede de Cádiz 2000. Insiste en que «aún no tenemos garantías de que todas las limpiadoras vayamos a seguir trabajando en la próxima temporada y mucho menos que todas vayamos a conservar nuestro puesto de trabajo cuando culmine el proceso de remunicipalización». En este sentido la representante de UGT solicita al presidente de Cádiz 2000, el concejal Álvaro de la Fuente, que les selle un documento en el que se recoja que todas las trabajadoras que, a día de hoy, han sido subrogadas por la empresa municipal van a seguir trabajando el próximo verano. Huertas señala que las empleadas en ningún momento se oponen a la municipalización, pero sí exigen garantías para mantener sus empleos por lo que piden a los responsables políticos que «en el caso de tener que superar unas pruebas, pedimos que éstas sean adecuadas a la edad y formación de las trabajadoras».

Toda la actualidad en portada

comentarios