TRANSPORTE

Cádiz, pionera en alquiler de motos eléctricas

La capital gaditana es la primera ciudad andaluza en ofrecer este servicio basado en vehículos que no contaminan ni atmosférica ni acústicamente

Presentación de las motos eléctricas junto al edificio de la Aduana.
Presentación de las motos eléctricas junto al edificio de la Aduana. - C. Z.

«Cádiz es la ciudad perfecta para probar esta idea de negocio», apuntaba la portavoz de la empresa Muving, Bibiana Gago, en la presentación de un novedoso modo de moverse por la ciudad. Se trata de 30 motos eléctricas marca Torrot, 15 ciclomotores y 15 motocicletas de 125 centímetros cúbicos, que se pueden alquilar por 18 céntimos cada minuto. Según la demanda de este novedos servicio, la firma pretende alcanzar los 200 vehículos, y llegar en un futuro a otras localidades de la Bahía de Cádiz.

La forma de acceder a ellas es cómoda y rápida. A través de una aplicación que se descarga en el móvil se puede saber dónde se encuentra la moto más cercana a nuestra ubicación y se reserva sobre la marcha. Dicha reserva se mantiene 15 minutos y si el usuario se arrepiente, vuelve a quedar disponible para otra persona sin coste alguno para quien la reservó.

Una vez que se llega al vehículo se enciende y a través de un 'software' la propia moto reconoce el móvil desde donde se ha efectuado la operación y se puede usar. Funciona sin llaves.

En este punto, el baúl trasero del vehículo se puede abrir para coger los cascos integrales. Además, Muving «ha pensado en todo: cada vehículo incorpora protecciones de plástico higiénico de usar y tirar para ser usados con el casco».

Cuando se llega al destino la moto se aparca en cualquier lugar y quedará registrada en la App para que otro ciudadano pueda utilizarla.

«El coste es mínimo. Creemos que 18 céntimos el minuto, en una ciudad como Cádiz donde los desplazamientos son tan cortos, no supondrá un gran desembolso para los usuarios», apunta Gago, quien asegura que además han comenzado implantando este servicio aquí por el buen clima y el tamaño de la ciudad. Pero no se descarta que en breve inicien un plan de expansión por otras ciudades españolas. Por el momento, el proyecto es pionero en Andalucía.

Muving arrancó en la capital gaditana el pasado 13 de marzo, desde entonces ya se han registrado 70 usuarios fijos. Las motos Muving seguirá estando en periodo de pruebas tres semanas más. Durante este tiempo cualquier ciudadano puede probarlas de forma gratuita. «Ya estamos demostrando que Muving es tan rápido como los taxis, tan barato como el autobús y tan divertido como la bicicleta, y además, los gaditanos pueden disfrutar de tener una moto siempre y pagar solo cuando la usen», apunta Gago.

Durante la presentación, celebrada en la mañana del martes junto al edifico de la Aduana de Cádiz, Bibiano Gago explicó que «entendimos que era necesario crear un vehículo eléctrico inteligente que tuviera las ventajas del coche eléctrico y de la bicicleta, pero no las limitaciones de ambos en materia de aparcamiento o de seguridad vial».

Este servicio de ‘motosharing’ que comienza en Cádiz «nos permite crear una experiencia de usuario única. Muving es la movilidad con conciencia social».

Las motos son totalmente eléctricas. Funcionan sin combustibles fósiles tradicionales. Esto garantiza, por un lado, que no emitan CO2 a la atmosfera, «lo que contribuye a salvaguardar el medio ambiente y a frenar el cambio climático».

Los operarios las recargan constantemente según les avise el sistema, en concreto con la aplicación de gestión de flota que llevan. Con este sistema, «el usuario no tiene que preocuparse de nada».

Para acceder al servicio hay que darse de alta en el servicio mediante la aplicación móvil, descargable en IOS y Android, o en la web muving.com. Según han explicado desde la empresa, los datos se validan en quince minutos en días laborables y algo más en fines d de semana.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios