Cádiz gana un nuevo paseo

El paso inferior del segundo puente, entre La Barriada de La Paz y el de Astilleros, ha quedado inaugurado por los vecinos de manera extraoficial. Los peatones ya pasean por esta nueva arteria de 900 metros que permite el ocio y el deporte

Actualizado:

El paseo peatonal que discurre debajo del segundo puente en la orilla de Cádiz se ha inaugurado de manera extraoficial por varios vecinos, que han cruzado la valla de protección que, hasta ahora, impedía el paso. Fomento ha concluido el trabajo de ordenación interior del paso inferior que discurre entre La Paz y el barrio de Astilleros, concretamente desde el Club Viento de Levante, en la avenida de la Bahía, y el parque de Celestino Mutis. Se trata de una nueva arteria del casco urbano de la ciudad, que ha surgido gracias al segundo puente. En total se ganan para el ocio y el deporte unos 900 metros de longitud en la orilla gaditana, con impresionantes vistas de la Bahía y, sobre todo, con una de las mejores panorámicas del puente de la ‘Constitución de 1812’.

El Ayuntamiento de Cádiz ha negociado con el Ministerio de Fomento durante las últimas semanas el reparto de tareas para la conservación de los espacios comunes que han aparecido en la trama urbana a raíz de la apertura del nuevo acceso. No hay que olvidar que el desembarco del puente en la ciudad de Cádiz se hace a cota cero a través de una glorieta ajardinada que, precisamente, concentra una importante red de servicios básicos. Los alrededores de El Corte Inglés y la avenida de Las Cortes han sido objeto durante el último año de actuaciones puntuales para la instalación de semáforos, señales verticales, alcantarillas y suministros de luz y agua.

Desde su inauguración, en septiembre de 2015, no han cesado los trabajos complementarios para el cableado y la urbanización del entorno

El remate de los flecos de la obra del puente ha seguido también en el interior del viaducto. El tablero se diseñó para albergar en su interior toda la infraestructura técnica necesaria para la instalación de radares de tráfico, sensores térmicos, balizamiento y facilitar además la distribución de información a través de paneles. Para ello, la plataforma central tiene un paso subterráneo donde se concentra el cableado y las redes de fibra óptica.