Mariano Barbacid, en el Colegio de Médicos
Mariano Barbacid, en el Colegio de Médicos
ENTREVISTA

Barbacid: «La tercera parte de la población, algún día en nuestra vida, vamos a tener un cáncer»

El bioquímico español habla sobre una de las enfermedades que más preocupa a la sociedad

CÁDIZActualizado:

Mariano Barbacid es un referente mundial en la investigación y lucha contra el cáncer. En 1998 fundó el Centro Nacional de investigaciones Oncológicas (CNIO) que bajo su dirección se convirtió en menos de una década en uno de los diez mejores centros de investigación del mundo según ranking de 'Calidad científica'. Ha recibido numerosos premios y distinciones entre los que destaca su nombramiento como miembro extranjero de la Academia de ciencias de los Estados Unidos. Es el quinto español que ostenta este prestigioso reconocimiento. Actualmente Barbacid realiza proyectos financiados por la AECC por valor de 1,2 millones de euros. El bioquímico madrileño ha participado este viernes en una jornada científica que ha organizado la AECC en Cádiz y que se ha desarrollado en el Colegio Oficial de Médicos.

-¿En qué estado se encuentra la ciencia actualmente en España?

-Estamos en uno de los peores momentos, concretamente para dar datos específicos, acaba de ser publicado hace una semana el informe de Lacoste (Confederación de Sociedades Científicas Españolas) y los presupuestos de I+D en España han retrocedido al año 2004. Hemos atrasado el reloj doce años y en ciencia todo lo que no sea aumentar el presupuesto de forma continuada es todavía peor. En otras actividades se puede recuperar en uno o dos años pero en ciencia no. Esta administración eliminó el Ministerio de Ciencia y todo esto va haciendo que el plantel de científicos vaya envejeciendo. Hoy en día la media de los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas está entre los 55 y 57 años y los presupuestos cada vez se van reduciendo, prácticamente no hay becas... La situación yo creo que no ha estado nunca tan mal en tiempos de democracia.

-¿Cómo se puede convencer a la clase política para que no abandone esta cuestión?

-Yo ya he tirado la toalla. Lo veo muy difícil porque además el estamento investigador es un estamento muy disperso, no tenemos esta capacidad corporativa de otros colectivos y estamos un poco descorazonados, se nos han quitado las ganas de pelear. No es lo mismo pelear cuando uno tiene 35 años que cuando tiene 60. Entonces, también hace. A medida que los investigadores jóvenes se van nos quedamos aquí los que ya no somos jóvenes y es una desgracia. Me da una pena tremenda cuando salgo a Europa o Estados Unidos y encontrarme con muchos españoles. El otro día estuve en Suecia donde hay más de 300 investigadores españoles, en el Reino Unido hay más de mil, en Estados Unidos ya ni le cuento. Entonces toda esta gente está produciendo para otros países.. Nos hemos gastado el dinero en formarles pero luego se van fuera. Estamos en una situación de la ciencia que yo la verdad lo veo bastante pesimista.

-Según esta situación, ¿qué mensaje transmitiría a los pacientes de cáncer que tanto dependen de la investigación?

-A los pacientes el mensaje sería más optimista por dos motivos. En primer lugar porque hoy en día la oncología clínica en España cada vez está mejor. Cada vez hay mejores oncólogos, están mejor formados y hay que tener en cuenta que afortunadamente no dependemos de la investigación en España para los tratamientos de cáncer, que nos vienen de fuera. Y los hospitales que conozco los tratamientos son iguales en España ahora que en Estados Unidos. sí es cierto que con los recortes en Sanidad las listas de espera van aumentando y eso también tiene una incidencia en los pacientes pero en lo que respecta a los tratamientos son los mismos. que nadie se crea que hay un fármaco en Estados Unidos que no lo hay en España. Eso no es cierto y aquí se hacen cada vez más ensayos clínicos. Desde el punto de vista del paciente soy más optimista porque la medicina en España ha avanzado mucho y el paciente puede estar tranquilo.

-¿Cree que se va a erradicar alguna vez el cáncer?

-No. Al igual que no se va a erradicar el hacernos mayores. Es una enfermedad que aumenta exponencialmente con la edad, a partir de los 60 o 70 años y a medida que vamos viviendo más pues hay más cáncer. En África el cáncer no deja de ser algo poco común pero claro es que la esperanza de vida en África está en los 40 años. Es algo que va a convivir con nosotros lo mismo que vamos a convivir con las enfermedades neurodegenerativas. A medida que vamos viviendo más años nuestro cerebro va a ir dejando de funcionar, es parte del envejecimiento.

-¿Es cierto que las dietas y los alimentos influyen a la hora de poder padecer un cáncer?

-Yo creo que no. Nuestra dieta de hoy no influye. Creo que no influye dentro de lo que es una dieta normal, mediterránea. Lo que sí influye es el fumar. La probabilidad de tener un cáncer de pulmón de un fumador a un no fumador son de mil veces y también influye mucho todo aquello que nos causa una enfermedad crónica, un problema crónico. Por ejemplo, la persona que bebe mucho, puede tener una cirrosis y más probabilidad de tener un cáncer de hígado o una persona que por las razones que sean tiene una pancreatitis crónica tiene más probabilidades de padecer un cáncer de pancreas... eso sí, pero la dieta, siempre que sea mediterránea, normal, variada, con frutas, verduras... no me preocuparía por eso.

-¿Cree que hay personas que pueden estar predestinadas para padecer un cáncer?

-Hay dos tipos. Primero los que sabemos que tienen una mutación hereditaria, eso es seguro. Las personas que tienen mutaciones de cáncer de mama esas personas van a tener un cáncer de mama. Tienen que ir a un consejo genético, estar vigiladas, no quiere decir que vayan a fallecer de esto pero tienen que estar vigiladas porque las probabilidades de padecerlo son de un 100%. hay familias con cáncer de colon que tienen una situación parecida pero estamos hablando aquí de un 2%, 3% de tumores o menos. Después hay otro grupo que es el que no está definido que sí es cierto que hay familias que tienen más incidencia de cáncer que otras pero no es el mismo cáncer, entonces esas, todavía no se conoce el por qué y luego está el resto de la población que el cáncer nos toca a unos y no sabemos por qué, alguna mutación, es un accidente, una mala suerte por decirlo así. Y nos toca a la tercera parte de la población aproximadamente, es decir que la tercera parte de la población algún día en nuestra vida vamos a tener un cáncer.