CASO MATADERO

El PP tomará acciones legales contra Fran González, Manuel Bienvenido y Antonio Chico

El PP tomará acciones legales contra las tres personas que firmaron la denuncia por la supuesta adjudicación irregular de viviendas, y que ha sido archivada

El PP tomará acciones legales contra Fran González, Manuel Bienvenido y Antonio Chico

«Los planes no siempre salen bien». Con esta frase ha explicado el portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Ignacio Romaní, la postura de su grupo con respecto al sobreseimiento de la causa conocida como 'Caso Matadero', en la que las concejalas del anterior equipo de Gobierno del PP, Mercedes Colombo y Carmen Sánchez, fueron acusadas de adjudicar viviendas sociales de forma irregular.

Romaní ha manifestado públicamente que esta denuncia y el largo camino judicial iniciado en 2013 se debió a la puesta en marcha de un plan, «con una planificación, una ejecución y un epílogo, a raíz del intento de varias personas de iniciar una operación de acoso y derribo del Gobierno de Teófila Martínez».

A consecuencia de ello y tras el sobreseimiento de la causa por parte del Juzgado, Romaní ha anunciado que el PP tomará acciones legales contra el portavoz del PSOE, Fran González, el representante del sindicato Autonomía Obrera, Manuel Bienvenido, y el responsable de la Junta de Personal, Antonio Chico, que firmaron las denuncias en las que se pone de relieve las supuestas presiones recibidas por parte de las trabajadoras de la Delegación Municipal de Asuntos Sociales para cambiar el criterio de adjudicación de viviendas sociales.

«Vamos a intentar buscar una explicación al hecho de que entre las 88 declaraciones y las más de 50 personas interrogadas, no haya ni una sola que haya declarado que recibió presiones. Ninguna ha declarado que recibiera ni una orden para modificar el sentido de los informes para la adjudicación de viviendas», ha explicado Romaní, que aludió directamente a las hermanas Tubío como impulsoras de estas denuncias. «Solo tres de estos 88 testimonios reconocían presiones pero no a ellas sino a otras compañeras, y precisamente las tres se apellidan Tubío. Son las hermanas Susana, Pilar y Eva Tubio. Sin embargo, ninguna de las 88 personas interrogadas reconoce haberlas recibido», ha asegurado el edil.

En este sentido, ha explicado que la primera denuncia, presentada por Fran González, se produce tan solo cuatro días después de que Pilar Tubío denunciara las supuestas presiones en una Junta de Personal. Según la denuncia de González, tuvo conocimiento de estos hechos a través de Manuel Bienvenido. Y tan solo unos días después, se presenta la denuncia de Antonio Chico, que según Romaní, contiene párrafos calcados de la demanda de Fran González. «Vamos a solicitar a la Fiscalía que se deduzcan testimonios por si pudieran ser constitutivos de delitos más graves como denuncia falsa, prevaricación o falsificación de documento público», ha informado Romaní, que aseguró que con esta medida «tendrán que explicar en sede judicial quién mintió a aquién», ha apostillado.

Asimismo, también ha anunciado que el PP no descarta emprender más acciones legales. Entre ellas, se está estudiando la posibilidad de solicitar también la comparecencia de Juana Cortés, David Muñoz y Gonzalo Pando, que realizaron declaraciones al respecto en una revista de gran tirada nacional.

Asimismo, Romaní ha solicitado que los responsables políticos implicados en este asunto pidan disculpas públicas a las dos concejalas del PP, Mercedes Colombo y Carmen Sánchez y ha lamentado que ni siquiera hayan telefoneado personalmente a las afectadas para pedirles disculpas. Asimismo, también ha criticado el papel desarrollado por el presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de Cádiz, Rafael Lara, al respecto. «El daño que ha hecho su organización a estas dos compañeras ha sido irreparable. Parece ser que ellas no son personas», ha agregado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios