Oficina de Turismo de Canalejas, imagen de archivo
Oficina de Turismo de Canalejas, imagen de archivo - L. V.
MUNICIPALIZACIÓN

«El Ayuntamiento de Cádiz nos manda al paro el próximo 15 de febrero»

Las trabajadoras de las oficinas de Turismo municipales denuncian que el equipo de gobierno las deja desprotegidas

CÁDIZActualizado:

Con el agua al cuello. Así se encuentran siete empleadas que prestan el servicio de información en las oficinas de Turismo del Ayuntamiento de Cádiz desde hace más de diez años. Denuncian que según avanzan los plazos y debido a la actitud que encuentran en el equipo de gobierno municipal, concretamente en la concejala de Turismo, Laura Jiménez, se ven abocadas al paro el próximo 15 de febrero. En esta fecha cumple el contrato prorrogado del servicio que hasta ahora se presta a trevés de la subcontrata Manpower, la última firma adjudicataria de la atención al turista.

Las trabajadoras denuncian que han pasado de ofrecerles desde el Ayuntamiento la municipalización del servicio, «algo que ni siquiera habíamos pedido», a aprobar un pliego del servicio para sacarlo a concurso público que no incluye siquiera un compromiso de subrogación de la plantilla, «por lo que nos vemos en la calle», apunta una de las trabajdoras afectadas.

En el Pleno del 25 de noviembre de 2016 ya se aprobó, gracias a los votos de Podemos y PSOE, el estudio de viabilidad de la municipalización de dicho servicio, pero después de más de un año, no solo no se ha avanzado nada en este proceso con el que se comprometieron partidos políticos, sino que nadie se hace cargo de la situación de dicho colectivo, de su subrogación o de un pliego que resuelva su situación mientras la municipalización sale adelante.

Respuesta municipal

Lo único que se puede avanzar con fehca de hoy sobre la postura del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz es que el pasado 15 de diciembre se anunció en rueda de prensa ante todos los medios de comunicación que se habían «aprobado los pliegos y cláusulas administrativas y prescripciones técnicas correspondientes a la contratación del servicio de información y atención al público de las oficinas de la Delegación Municipal de Turismo», según palabras textuales de la concejala Ana Fernández, encargada de ofrecer estas explicaciones a la prensa local.

Y nada más. Este pliego de condiciones no se ha publicado aún en el portal de transparencia del Ayuntamiento de Cádiz ni en la web municipal, ni en el Boletín Oficial de la Provincia. Pero fuentes municipales aseguran a este periódico que el compromiso de subrogación de la plantilla no está incluido en este documento».

Dicha plantilla ha trabajado de forma continuada en los centros de recepción de turistas de Canalejas y de la Avenida, estando presentes en todas las empresas a las que se ha ido adjudicándose dicho servicio, «lo que pone de manifiesto una clara sucesión de empresas (Gacei, Eulen y actualmente Manpower) y una subrogación del personal», señala Antonio Romero desde CC OO Cádiz.

«Con este planteamiento, las trabajadoras quedarían casi con toda seguridad en la calle, ya que es habitual que las adjudicatarias busquen personal con menos antigüedad para pagar menos aún, puesto que previamente les rebajan a ellas el presupuesto para prestar el servicio», apuntan desde CC OO.

Las trabajadoras manifiestan que durante todo este año pasado no han encontrado respuesta en el equipo de gobierno, que no ha querido reunirse ni con ellas ni con su representación sindical, «aunque sí extraoficialmente nos había llegado que la concejala estaba a favor de la subrogación», apuntan otras trabajadoras, que van perdiendo la esperanza de encontrar una solución antes de la finalización del contrato del servicio.

Cabe recordar que este servicio de Información de las Oficinas de Turismo, dependía directamente del área de Turismo del ayuntamiento de Cádiz. Años después, a partir del año 2006, el gobierno de Teófila Martínez externaliza el servicio a través de una subcontrata. Y bajo este régimen han funcionado hasta la fecha.

El servicio se desarrolla actualmente con una coordinadora y seis informadoras, en unas condiciones de trabajo «muy precarias, con sueldos muy por debajo de lo estipulado para sus titulaciones, con jornadas de trabajo de 40 horas o 18 horas semanales, que ganan 806 euros y 350 euros, respectivamente», alertan las fuentes sindicales.

«El agravio comparativo es claro, mientras que el personal subcontratado para estas oficinas cobra 806 euros por jornada de 40 horas semanales, el personal contratado para el servicio en las oficinas de las playas, cobraba 2.100 euros», apuntan desde la plantilla turística.

Mientras que no le dan respuesta a este colectivo, «desde el Ayuntamiento se ha estado contratando de forma directa y bajo el convenio regulador de trabajo de los funcionarios, a personal diplomado en idiomas como el que forma parte de estas oficinas, pero con condiciones de trabajo, convenio y salario muy superior al suyo. Ha sido el caso de la contratación de personal para las Oficinas de Turismo de las playas Victoria y La Caleta durante los veranos de 2016 y 2017», detallan las trabajadoras.

Tanto el colectivo que realiza esta denuncia como el sindicato que los representa han presentado una reclamación oficial en el registro del Ayuntamiento solicitando a través de su abogado la regularización inmediata de su situación laboral.