EQUIPAMIENTOS

La ausencia de Gobierno frena la llegada de fondos para abrir los Depósitos

El Ayuntamiento de Cádiz condiciona la conversión de los antiguos depósitos en un espacio dinamizador del barrio de Loreto a la llegada de los Edusi

En el año 2014, el anterior equipo de Gobierno organizó unas jornadas de puertas abiertas para dar a conocer las posibilidades de este espacio.
En el año 2014, el anterior equipo de Gobierno organizó unas jornadas de puertas abiertas para dar a conocer las posibilidades de este espacio. - LA VOZ

El futuro de los antiguos depósitos de Tabacalera, actualmente cerrados y en desuso, depende de la llegada de los fondos europeos Edusi (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado) a los que se ha acogido el Ayuntamiento gaditano para llevar a cabo, entre otras cosas, un proyecto de revitalización y transformación de barrios de Extramuros. Concretamente la barriada de la Paz, Loreto, Puntales, Cerro del Moro, Guillén Moreno y Segunda Aguada.

Los antiguos depósitos de tabaco se encuentran situados en el barrio de Loreto y el plan del equipo de Gobierno para este espacio con más de 50.000 metros cuadrados es convertirlos en un gran centro dinamizador de esta zona de la ciudad.

Pero para poder llevar a cabo este proyecto, el Ayuntamiento necesita la recepción de los 15 millones de euros procedentes de Europa. La ausencia de un Gobierno en Madrid, la repetición de las Elecciones generales, la falta de entendimiento para formar un nuevo Ejecutivo y la posibilidad de que haya una tercera convocatoria electoral está retrasando la concesión de estos fondos que ya deberían estar entregados a los distintos ayuntamientos que se acogieron a las ayudas.

Punto de encuentro ciudadano

Desde el equipo de Gobierno se condiciona la llegada de los Edusi a la puesta en marcha de su proyecto para los antiguos depósitos, que contempla la transformación de este espacio para convertirlo en un centro dinamizador y en un punto de encuentro para los vecinos de la zona y la ciudadanía en general.

El Ayuntamiento ha diseñado un proyecto que se basa en la conversión de las cuatro naves de las que consta este equipamiento en distintos espacios divididos por temáticas. Así, y tal y como anunció a finales del pasado año la concejala de Fomento, Turismo y Comercio, Laura Jiménez, la primera de las naves se dedicaría a la economía social, con un espacio para cooperativas, el ‘coworking’, los emprendedores y las empresas sociales. El principal objetivo de esta primera instancia sería la generación de empleo, tan necesario en una ciudad que supera los 15.000 desempleados.

Por otro lado, una segunda nave iría destinada a la cultura, una propuesta que ya hizo el anterior equipo de Gobierno liderado por Teófila Martínez y que contemplaba los antiguos depósitos de Tabacalera como espacio expositivo y escenario de eventos y actos culturales en la ciudad. Para el nuevo equipo de Gobierno la cultura urbana sería la base de una de estas naves con el fin de convertirla en un espacio de acción cultural, de exposiciones, de festivales y de conciertos, según explicaba entonces la concejal de Fomento.

Cuidado del medioambiente

Asímismo, el medioambiente también tendría un espacio en este equipamiento. Con el nombre de ‘nave Tierra’, se emplearía uno de estos espacios donde antiguamente se almacenaba tabaco a las políticas verdes, a la sostenibilidad y al cuidado del medioambiente. El reciclaje tendría un protagonismo especial en esta tercera nave, donde se podrían celebrar talleres de todo tipo con el fin de concienciar a la ciudadanía de la importancia del reciclaje.

Por último, la intención del equipo de Gobierno municipal era la creación de una cuarta nave, que llevaría por nombre ‘nave ciudadana’ en la que se daría cabida a la participación ciudadana. El objetivo es que todas las entidades sociales de la ciudad puedan contar con este espacio integrándose tanto asociaciones, como colectivos sociales a incluso personas a título individual que no pertenezcan a ninguna entidad en concreto.

Importante inversión

Pero para hacer realidad este ambicioso proyecto que aún es un borrador hace falta una fuerte inversión que el Ayuntamiento en solitario no puede asumir. De ahí que el Consistorio se acogiera a estos fondos europeos que sí que podrían hacer posible, si no la ejecución de la totalidad del proyecto, una parte del mismo para poder poner en uso un equipamiento que se encuenta cerrado a cal y canto a pesar de ser patrimonio de la ciudad tras las gestiones realizadas por la anterior alcaldesa de la ciudad con la empresa filial de la antigua tabaquera, Logista.

La intención del Ayuntamiento, tanto antes como ahora, es que los antiguos depósitos tengan una proyección para toda la provincia y atraiga a personas de otros municipios, con el correspondiente beneficio para comercios y establecimientos hosteleros de la zona. Una zona que comenzó ya a dinamizarse con la finalización de las obras del soterramiento de la vía del tren y la apertura de la Avenida Juan Carlos I.

El equipo de Gobierno, con la intención de implicar a la ciudadanía, ofreció sesiones informativas con asociaciones y entidades de la ciudad en las que dio a conocer los planes del Ayuntamiento con la captación de estos fondos europeos Edusi que establecen una serie de objetivos.

Mejora del entorno urbano

Entre ellos destaca el fomento de la administración electrónica local y las ‘smart cities’, el fomento de estrategia de reducción del carbono para zonas urbanas, la mejora del entorno urbano, donde se incluiría la puesta en valor del patrimonio cultural y la mejora del medio ambiente urbano y el apoyo a la regeneración física, económica y social de las zonas urbanas desfavorecidas.

El Ayuntamiento, en su presentación para acogerse a estos fondos, argumentó la zona de actuación asegurando que este área urbana cumple con los criterios requeridos en los Edusi, entre los que se pueden destacar su desconexión del resto de la ciudad, el estado de las viviendas, la tasa de desempleo, la densidad de población o la disponibilidad de suelo. Asímismo, el objetivo es a su vez lograr la regeneración económica y social de dicha área, afrontando los retos económicos, ambientales, climáticos, demográficos y sociales que afectan a sus habitantes, a través de una serie de objetivos estratégicos como por ejemplo la rehabilitación y puesta en valor de espacios públicos e infraestructuras sociales y culturales, caso de los antiguos depósitos de Tabacalera.

A la espera de que lleguen los ansiados fondos europeos Edusi y que el equipo de Gobierno ponga en marcha su proyecto, los depósitos continúan cerrados aunque desde el Ayuntamiento confirman que cuentan con vigilancia y que se realizan labores de mantenimiento en los jardines.

Los habitantes de los barrios de La Paz, Segunda Aguada, Puntales, Loreto, Cerro del Moro, y Guillen Moreno tendrán y los gaditanos en general tendrán que esperar a que se resuelvan las negociaciones de formación de Gobierno en Madrid y a que el Ayuntamiento cumpla con su compromiso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios