CÁDIZ

Los análisis de sangre confirman la salmonela en la víctima mortal del Bar Grimaldi

A la espera de la autopsia definitiva, el informe emitido por el Puerta del Mar, donde fue tratado el joven fallecido, desvela que sí se contagió de la bacteria

Los análisis de sangre confirman la salmonela en la víctima mortal del Bar Grimaldi

La instrucción del caso de la intoxicación masiva por salmonelosis el pasado Carnaval sigue su curso. Tras la declaración el 28 de julio del propietario del Bar Grimaldi de Cádiz donde se cocinaron las tortillas que presuntamente hicieron enfermar a más de un centenar de personas, ahora, el hospital Puerta del Mar ya ha trasladado al juez el informe médico sobre el joven isleño que falleció días después de tomar uno de los bocadillos.

En dicho informe se incluye un hemocultivo que se le hizo a este joven durante su hospitalización. Según fuentes judiciales, este análisis confirmaría la presencia de la bacteria de la salmonela en su sangre, una de las variables que se barajaban. Ahora quedaría por determinar si fue la intoxicación lo que le provocó la muerte, agravó sus patologías previas o no tuvo ninguna relación. Para ello es necesaria la autopsia definitiva que será la que concrete el nexo casual que existe entre la ingesta de la tortilla en mal estado y su fallecimiento, pero dicho informe está pendiente aún de que se le practique un coprocultivo de heces que se ha solicitado al no considerar concluyente el que se la había realizado. Las pruebas serán claves en el caso porque de ello depende que el juez sí encuentre indicio o no de que se ha cometido un delito de homicidio imprudente.

Otro estudio que está pendiente determinará si la ingesta fue la causa directa de su muerte

El juez del Juzgado de Instrucción número dos de Cádiz citaba a finales de julio al propietario y al cocinero en el momento de los hechos del Bar Grimaldi de Cádiz para tomarles declaración. En cuanto al dueño del establecimiento se le investiga por tres presuntos delitos: uno contra la salud pública, otro de lesiones que está pendiente de valoración según los informes médicos que se presenten y, además, otro posible delito de homicidio imprudente por el fallecimiento del joven de 24 años.

Afectados

El Juzgado abrió la investigación tras conocerse el gran número de personas que habían resultado afectadas tanto de Andalucía (Cádiz, Sevilla, Málaga, Granada y Jaén) como del resto de España. Sólo la Unión de Consumidores, personados en la causa, representa a más de una veintena de ellos. Según la delegación de Salud, la pésima manipulación y conservación del producto fue el motivo de este brote masivo. Como explicó entonces el responsable del área en una rueda de prensa, la tortilla estaba «altamente contaminada por su manipulación e higiene».

Las pruebas también revelaron que dos de los manipuladores del establecimiento eran portadores de ‘Salmonela Enteritidis’, que es la misma cepa bacteriana que se encontró en las heces de todos los pacientes. El delegado precisó que «eran portadores, no estaban contagiados», con lo que, según sus análisis, fue una incorrecta elaboración del producto la que terminó por desencadenar la grave intoxicación.

Por su parte, el propietario del establecimiento explicaba con motivo de la reapertura del bar, permitida tras cumplir con todos los controles y requisitos establecidos por Salud, que todo tuvo que tratarse de un «error» porque siempre habían mantenido «de manera escrupulosa» las condiciones higiénicas en su negocio y habían pasado las inspecciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios