Francisco Holgado, con una foto de su hijo Juan en 2004
Francisco Holgado, con una foto de su hijo Juan en 2004 - LA VOZ
SUCESOS | CASO DEL PADRE CORAJE

La huella de 'El Gata' que acabó con 20 años de búsqueda

El rastro del dedo pulgar izquierdo en un tetrabrik ha servido para identificar a un delicuente común ya fallecido como el principal acusado por el asesinato de Juan Holgado

Actualizado:

Cuando el pasado 10 de noviembre el Juzgado de instrucción número uno de Jerez solicitó a la Guardia Civil que comenzara a estudiar el caso de Juan Holgado, los agentes del departamento de identificación del Servicio de Criminalística sabían que no sería nada fácil dar con algún resultado fiable que diera con los posibles asesinos.

Veinte años han pasado desde que aquella noche el hijo del Padre Coraje encontrara la muerte de 33 puñaladas en una gasolinera de Jerez, siendo uno de los crímenes más violentos que se recuerdan en la provincia. Ahora, las huellas halladas en un tetrabrik han devuelto la esperanza a la familia al identificar a uno de los presuntos asesinos y permitir que se reabra el proceso con posibles nuevas identificaciones.

La mala calidad de la huella obligó a hacer hasta tres búsquedas diferentes

Pues bien, fue esta huella en el envase de zumo la que se mandó analizar. Una vez tratada, la introdujeron en el sistema automático de identificación dactilar (SAID), pero su mala calidad, les dificultó el proceso. La huella era pequeña y además «presentaba pocos puntos característicos». Hubo entonces que hacer tres búsquedas con distintos criterios. Esta fase proporcionó un número elevado de candidatos pero, tras un exhaustivo repaso, uno de ellos, dio finalmente positivo.

La huella que dio la clave fue la del dedo pulgar de la mano izquierda. Se trataba de Agustín M. R-B, apodado 'El Gata', un delincuente con bastantes antecedentes y que falleció en 2006 en la prisión de Huelva donde se encontraba preso por otro delito.

Su trayectoria delictiva, trazada por el habitual consumo a la heroína, era bien conocida por la Policía que le detuvo en los años 80 y 90 en más de una decena de ocasiones por trapicheo de drogas y robos.

El Gata, fallecido en 2006 en prisión, era un viejo conocido de la Policía detenido por trapicheo y robos

Tras recibir el informe, el Juzgado ha citado a cuatro personas vinculadas con el fallecido, en calidad de testigos, para el 30 de noviembre, y ha ordenado que se averigüe con qué otras personas se relacionaba en las épocas anterior y posterior al crimen. Estas investigaciones pueden ser ya las definitivas, la última vez que se intente dar con los autores del 'crimen de la gasolinera'.

José Miguel Ayllón, abogado de Francisco Holgado, asegura a EFE que hay trece huellas dactilares más que quedaron en la escena del crimen, en el mostrador o en la caja registradora y restos de ADN, hallado en un cristal de la puerta de la gasolinera, que los asaltantes rompieron para huir del lugar y con el que alguno de ellos se hirió.

Unos indicios que el abogado aventura que pueden traer «nuevas noticias» sobre este caso, porque tanto la Policía como los forenses certificaron que Juan Holgado fue asesinado por varias personas, con varias armas.

«Sentimos cierta satisfacción. Por fin se alcanza algo de Justicia, por fin se sabe algo de la verdad y eso ayuda a recuperarse a la familia de Juan Holgado. Está llegando algo de Justicia, no es rápida ni plena, pero es de agradecer».