La Policía Nacional ha detenido al presunto autor de la estafa.
La Policía Nacional ha detenido al presunto autor de la estafa. - LA VOZ
Sucesos

Estafa más de 6.000 euros mediante el timo del Nazareno

El presunto autor, de 40 años, fue detenido en Jerez tras estafar a una empresa de pescados de El Puerto

CádizActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez de la Frontera (Cádiz) a un hombre de 40 años de edad como presunto autor de un delito de estafa. El detenido estafó, mediante el denominado timo del nazareno, más de 6.000 euros a una empresa proveedora de pescado fresco al por mayor ubicada en El Puerto de Santa María .

La investigación comenzó el pasado 20 de septiembre cuando el responsable de la empresa se personó en la Comisaría de El Puerto de Santa María para denunciar la estafa realizada por un individuo que presuntamente surtía de pescado fresco a varios establecimientos hosteleros de la ciudad de Jerez.

Tras realizar los primeros pedidos de poca cantidad e importe, abonaba de forma inmediata los pagos de la compra. Pero posteriormente tramitó nuevos pedidos de elevado valor dejándolos a deber y sin realizar los pagos aportando todo tipo de excusas, no atendiendo las llamadas y tratando de no ser localizado.

Fruto de las gestiones realizadas el investigado fue localizado y detenido en Jerez de la Frontera donde residía. Una vez finalizado el atestado policíal el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de Jerez de la Frontera.

El conocido timo del Nazareno

El timo del nazareno consiste en ganarse la confianza de una empresa suministradora al por mayor asegurando tratarse de profesionales solventes y empresas responsables realizando los pagos de unos primeros pedidos de menor entidad de forma rápida y efectiva para de esta forma conseguir fiados o acordando un pago posterior nuevos pedidos de mucha mayor entidad.

Una vez con la mercancía en su poder los estafadores desaparecen y no responden a los intentos de contacto e incluso los afectados descubren que las direcciones que aportan de las supuestas empresas son ficticias.