El jinete Helmut Schönstetter montando a Vancouver Dreams
El jinete Helmut Schönstetter montando a Vancouver Dreams - L. V.
TURISMO Y DEPORTE

Los jinetes de todo el mundo tendrán una segunda cita anual en el Circuito Hípico del Sol

La organización planea otra competición similar a la que se celebra en estas semanas para el mes de octubre con la que pretenden atraer especialmente a belgas y holandeses

CÁDIZActualizado:

La vigésimo tercera edición del Circuito Hípico del Sol trae, además de cifras de récord, una buena noticia. La competición tendrá una réplica en otoño, con la que la organización liderada por el empresario Antonio Blázquez pretende aumentar las plazas disponibles para atender la alta demanda registra para la participación en el Circuito Hípico del Sol y aumentar el número de competiciones que se desarrollan en las instalaciones.

Así, este año se celebrará por primera vez un Concurso de Salto Internacional 2 y 3 estrellas que se celebrará las dos últimas semanas de octubre y la primera de noviembre. La primera consecuencia de este encuentro deportivo, ligado al turismo de más alto poder adquisitivo, será que se alargue la temporada turística de la zona en unas tres semanas.

La organización se muestra optimista y estima que con unos 300 participantes pueden poner en pie una cita que será «imprescindible en el calendario de los aficionados a la hípica de todo el mundo en poco tiempo». En octubre, «en países como Bélgica y Holanda el frío impide entrenar y competir en el exterior, que es lo que más gusta a los jinetes», señalan fuentes de la organización.

La nueva cita hípica alargará la temporada turística en la zona hasta mediados de noviembre

Las primeras informaciones sobre esta nueva cita en octubre se están ofreciendo desde mediados del pasado mes de febrero en las instalaciones hípicas de Dehesa Montenmedio, durante la actual celebración del Circuito Hípico del Sol 2017, la competición al aire libre más numerosa de Europa.

En este encuentro están participando más de 1.800 caballos (200 más que en la edición anterior) y 450 jinetes procedentes de unas 40 nacionalidades diferentes. Entre ellos se encuentran los mejores del mundo y muchos de los que compitieron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro celebrados el pasado mes de agosto.

Una de las claves del éxito del Circuito Hípico del Sol, el primero de la temporada y en el que entrenan los jinetes por primera vez en el año, es la importancia de sus pruebas. El Circuito del Sol cuenta con una veintena de pruebas puntuables para el Ranking Longines FEI, donde se posicionan los mejores jinetes del mundo, y otras puntuables para el Campeonato de Europa de adultos, juniors y young riders. En este año, la cuantía de los premios también ha subido, de los 950.000 euros en metálico a superar 1.150.000 euros.

Las instalaciones están pendientes de una ampliación que les permita atender a 2.000 caballos y a sus jinetes en el recinto

La Dehesa de Montenmedio ofrece como atractivo siete pistas verdes y seis pistas de arena con sistema ‘all weather’ que permite competir en ellas en condiciones meteorológicas adversas, otra pista de dar cuerda, un millar de ‘boxes’ fijos, un amplio aparcamiento para camiones, otra zona de estacionamiento para vehículos y otros servicios como los cuatro restaurantes, la zona comercial, un supermercado, una clínica veterinaria, una lavandería, entre otros.

Esta pequeña ciudad, este mundo aparte genera alrededor de 230 empleos directos durante las seis semanas de competición en el Circuito Hípico del Sol. Pero además, la competición ha generado un desarrollo turístico en su entorno que ha propiciado que hoteles como el Gran Conil abra sus puertas solo para acoger a jinetes y aficionados.

Especialmente en los pueblos cercanos de Vejer, Barbate y Conil, los hoteles y restaurante están llenos durante estas semanas de temporada baja.

Nuevas instalaciones

Pero el Circuito Hípico del Sol no deja de crecer, desde hace varias temporadas la organización planea la instalación de varias carpas portátiles para incrementar el número de caballos que pernocten en las instalaciones hípicas de Dehesa Montenmedio, llegando hasta los 2.000.

El proyecto de Blázquez incluye nuevas zonas de estacionamiento para vehículos y camiones y pistas para que los jinetes tengan espacio suficiente. Estaba previsto para este año pero la iniciativa de este empresario gaditano ha vuelto a tropezar con la misma piedra de siempre, la burocracia, y ha sido imposible llevarlo a cabo.