JANDA

Se busca sitio para festival

El Ayuntamiento de Barbate baraja cambiar la ubicación del Cabo de Plata

Zona de acampada durante el pasado festival, lleno de jóvenes que acudieron a la cita musical en esta edición.
Zona de acampada durante el pasado festival, lleno de jóvenes que acudieron a la cita musical en esta edición. - LA VOZ

l Ayuntamiento de Barbate está barajando cambiar de emplazamiento el Festival de música Cabo de Plata para siguientes ediciones. Según ha confirmado su alcalde, Miguel Molina (PA) a este medio, ya están preparando una serie de alternativas de lugares dentro de la localidad donde ubicar este certamen que reúne cada mes de julio a miles de jóvenes durante la semana de su celebración. Según el primer edil barbateño, el objetivo es encontrar un lugar de «consenso» mientras que el Consistorio desarrolla el proyecto de construcción de un recinto ferial permanente en el municipio que albergaría todo tipo de eventos.

En sus dos últimas ediciones, la celebración del Festival Cabo de Plata en una parcela anexa al parque natural de La Breña ha estado envuelta en la polémica.

En las últimas dos ediciones la celebración de esta cita musical que reúne a miles de jóvenes ha estado envuelta en la polémica por problemas con los permisos

En 2016 la Junta remitió a la Subdelegación un escrito en el que advertía de diferentes irregularidades, entre otras, que no tenían permiso. Respecto a la acampada, levantaron acta por «incumplimiento de la legislación en materia de prevención de incendios», que establece que en los montes de titularidad privada –como es el caso del terreno elegido– se prohibe acampar en las épocas de peligro medio y alto de incendio fuera de las áreas especialmente acondicionadas para ello. Además, agentes de Medio Ambiente notificaron el acuerdo de inicio del procedimiento sancionador «por uso de la Zona de Servidumbre de Protección de costas sin autorización». Según informó entonces, la Junta tomó esta decisión «ante el potencial riesgo en materia de seguridad ciudadana y de orden público», una circunstancia que también denunció Ecologistas en Acción.

A la Fiscalía

El asunto incluso llegó a la Fiscalía que finalmente no actuó al considerar que de acuerdo a la ley, acampar donde no se puede no es delito, sino una infracción administrativa. Distinto sería si se hubiera cometido un atentado medioambiental, algo que, de momento, no ha ocurrido. Y en esta pasada edición, el festival arrancó más o menos con el mismo cariz. La Junta aseguraba que, pese a las advertencias y a que ya llovía sobre mojado, no se les había entregado en tiempo y forma la documentación necesaria para poder ocupar los terrenos de dominio público marítimo terrestre en los que se levantaban varias estructuras. El festival se celebró.

El alcalde Miguel Molina ha defendido en estos dos años que la cita se adecúa a la legalidad. Según ha insistido el terreno de la polémica corresponde a una futura unidad de ejecución en la que el Plan General del municipio establece edificaciones. Además considera que se han tomado todas las medidas de precaución necesarias.

Otras voces contrarias advierten que este no es lugar para tal evento ya que es zona de influencia forestal, con unas características propias por su cercanía al Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate. De ahí que se active cada año un dispositivo especial con el 112, el 061, Medio Ambiente y el Plan Infoca, además del refuerzo de agentes por parte de Guardia Civil.

El Ayuntamiento insiste en su plan de protección y en el impacto económico que la cita deja en el municipio. Aún así ya está estudiando otros lugares para cambiar su ubicación que tenga el visto bueno de Medio Ambiente y de todas las partes interesadas.

Toda la actualidad en portada

comentarios