MANTENIMIENTO

Urbanismo se toma en serio el deterioro de edificios y dicta 100 órdenes de ejecución

El Ayuntamiento ha impuesto un total de 25 multas a la propiedad que no ha cumplido con los requerimientos realizados para el mantenimiento de los inmuebles

El área de Urbanismo ha dictado, en lo que va de año, 100 órdenes de ejecución por deficiencias detectadas en edificios y solares, tanto del centro de la ciudad como de otras zonas de El Puerto.

El primer teniente de alcalde Antonio Fernández, delegado de Urbanismo y Patrimonio, explicó que 56 de las órdenes corresponden a requerimientos que en su mayoría están relacionados con ornato de fachadas, medidas urgentes y reparaciones que garanticen la seguridad de los edificios. Las 44 restantes son el resultado de requerimientos para actuar en solares, procediendo a su limpieza, desinsectación y desratización para garantizar la salubridad de las personas que habitan en viviendas colindantes.

El responsable municipal insistió en que el Ayuntamiento seguirá esta línea de trabajo, «vigilante», para que no se siga deteriorando la imagen de los edificios en el centro de la ciudad, una estama que soporte la ciudad «desde hace ya demasiados años».

Antonio Fernández destacó la importancia de este trabajo, explicando que cuando el Ayuntamiento dicta las órdenes hay dos vías, o bien la propiedad actúa y por tanto se archiva los expedientes, o bien se imponen sanciones. Así, en lo que va de año se han archivado 32 expedientes tras la actuación de la propiedad en cumplimiento del requerimiento dictado por el Ayuntamiento. Otro dato que trasladó el primer teniente de alcalde fue el número de multas, un total de 25, dirigidas la mayoría de ellas a entidades financieras propietarias de numerosos inmuebles.

Antonio Fernández anunció que está previsto iniciar una ronda de contactos con los bancos de cara a trasladarles la obligatoriedad de mantener en buenas condiciones sus propiedades, explicando que igual «que con nuestro dinero salvamos la quiebra de la banca ahora son ellos quienes deben cumplir con esta obligación legal».

El responsable de Urbanismodestacó dos actuaciones importantes e históricas que se han producido a lo largo de este año gracias a la labor de inspección del Ayuntamiento. Por un lado la eliminación del famoso andamio de Winthuysen que llevaba más de 15 años en la acera de la calle Larga y por otro lado la limpieza y el vallado en la finca del antiguo hotel Caballo Blanco.

«Dos actuaciones de calado e históricas», según Fernández quien adelantó que en aras de la responsabilidad este gobierno también «está trabajando para redactar proyectos en búsqueda de financiación que nos permita acometer mejoras en los edificios públicos o bien encauzar para que sea posible obtener fondos propios».

De esta manera el Ayuntamiento planta cara al mal estado de aglunas edificaciones de la ciudad y lo hace con la intención de mejorar la imagen y también para poner en valor el patrimonio arquitectónico con el que cuenta El Puerto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios