SUCESOS

Salvan la vida a un hombre que se había dado por muerto en El Puerto

Los policías se tiraron al agua en cuanto vieron que el anciano se movía ligeramente. Llevaba más de dos horas a la deriva

Actualizado:

La rapidez y la pericia de dos agentes de Policía Nacional le salvaron la vida este sábado a un hombre que había caído al agua en la zona del espigón de Valdelagrana en El Puerto.

Fue en torno al mediodía cuando se recibió una llamada en la sala del 091 que alertaba que había un cuerpo flotando en el agua. Los agentes de radiopatrullas acudieron de inmediato. Una vez en el lugar los testigos les dijeron que habían visto a una distancia de unos 50 metros a una persona mayor vestida y flotando boca arriba a la deriva. Al parecer llevaba ya unas dos horas. A pesar de que la persona que había caído al agua se encontraba a una cierta distancia, se percataron como movía ligeramente la mano izquierda. Sin pensarlo, los policías se tiraron de inmediato al mar a por él.

El hombre, de 84 años, se había precipitado y tras el impacto no podía moverse bien. Además debido al tiempo que llevaba ya en el agua el frío le había empezado a afectar también su movilidad. Pero, finalmente esta pareja de agentes más otros compañeros que acudieron de apoyo pudieron sacarlo del agua.

Una vez en tierra fue llevado a la parte alta del espigón para salvar el desnivel de las rocas y allí le realizaron los primeros auxilios. Debido al grave cuadro de hipotermia que presentaba se le despojó de la ropa que llevaba y se le tapó con ropa de los propios agentes y de otros ciudadanos que estaban presentes.

Minutos más tarde acudieron las emergencias sanitarias y llevaron al afectado al hospital de El Puerto donde se recupera de la hipotermia y las contusiones sufridas. Los médicos les dijeron a los agentes que de no haber intervenido tan rápidamente la vida del hombre hubiera peligrado.

El hombre, vecino de El Puerto, contó a los agentes que había ido a desayunar a la zona y a dar un paseo por el espigón. Fue entonces cuando, sin saber los motivos, cayó al agua. Entonces pidió auxilio pero como nadie le escuchaba y pasaban los minutos decidió dejarse llevar por la deriva para no cansarse y desfallecer.

La intervención ha sido realizada por agentes de los Grupos de Atención al Ciudadano de la Brigada de Seguridad Ciudadana de El Puerto.