SANEAMIENTO

Lamentan los vertidos de fecales en el área de Puerto Sherry

El problema aparece cuando hay intensas lluvias junto a la playa asfáltica

Los usuarios de Puerto Sherry han ahondado en las quejas que existen en la ciudad con respecto a la depuración de vertidos. Y es que esta zona se ve afectada por el desagüe de fecales siempre que aparecen intensas lluvias, o al menos así lo han denunciado desde diferentes plataformas.

Desde la dirección de Puerto Sherry confirman que los vertidos que aparecen en las escolleras de la zona de Puerto Sherry junto a la playa asfáltica, "corresponden a una línea de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (E.D.A.R.) Las Galeras, gestionada por la empresa Apemsa, totalmente independiente de las instalaciones portuarias, por lo que la dirección lamenta dicha situación ajena a las competencias de Puerto Sherry".

Según informan desde el Área de Medio Ambiente, ayer mismo se realizó una visita de inspección al aliviadero de Puerto Sherry, sin encontrar ninguna anomalía en el mismo. Añaden que sí es cierto que cuando se produce alguna situación de lluvia intensa, como la del pasado sábado, los aliviaderos en general funcionan más intensamente pero, tal y como constatan desde Medio Ambiente, ayer no se detectó ningún mal funcionamiento por parte del aliviadero de Puerto Sherry, ni mucho menos ningún vertido.

Precisamente la estación de Las Galeras es noticia porque desde el Consejo de Apemsa se acordó recientemente la puesta en marcha de un concurso público para sacar a licitación a partir de febrero de 2017, cuando expira el contrato con Aqualia (que además tiene el 49% de Apemsa), que había mostrado interés en seguir prorrogando el mismo.

Desde Ecologistas en ACción y plataformas como 'Apemsa no se vende', se ha denunciado en numerosas ocasiones que nunca se ha conseguido que funcione correctamente esta instalación, "según han demostrado la auditoría del Tribunal de Cuentas, los expedientes sancionadores incoados por la consejería de Medio Ambiente y sendas sentencias judiciales".

Desde Aqualia ya se ha expuesto que la planta tiene deficiencias de diseño muy importantes desde que comenzó su funcionamiento y que es necesario buscar soluciones a medio y largo plazo, bien a través de una reforma y ampliación de la EDAR existente o bien a través de una nueva depuradora en el municipio tal y como prevé el actual PGOU. De hecho cifran estas actuaciones en 2,5 millones de euros.

 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios