PROTESTA

Denuncian el despido de una trabajadora discapacitada en El Puerto

Realizaba sus labores en la biblioteca municipal y según el sindicato CGT los problemas surgieron cuando solicitó mejoras en su contrato

El sindicato de la Confederación General del Trabajo (CGT) ha denunciado el despido de una trabajadora discapacitada que tenía su puesto en la biblioteca municipal, por haber pedido mejoras en su contrato. La gestión de este espacio ha sido subcontratado por el Consistorio y por ello desde esta entidad se considera al Ayuntamiento «cómplice de estos hechos al conocerlos y no hacer nada por evitar esta injusticia. Es más parece que es la política privatizadora de este Ayuntamiento la que causa estos abusos».

La empresa de la que depende el espacio actualmente es Global Servicios Unión de Discapacitados para el Empleo y la Formación S.L., que tiene un carácter social de integración de discapacitados al mercado de trabajo y desde CGT se expone que hasta ahora no había habido ningún problema con María Teresa González, hasta que «pidió que se respetaran sus derechos laborales». Además se asegura que es una empelada que goza de «gran aprecio de los usuarios de la biblioteca como se demuestra en las cerca de 100 firmas de apoyo recogidas hasta el momento. Sin embargo se atrevió a protestar por las injustas condiciones de explotación en que realizaba su trabajo, esa es la verdadera causa de su despido», tal y como se recoge en el comunicado que ha sido elaborado por el sindicato para denunciar la situación que padece esta empleada.

«En el mes de mayo se presentó en la sede de la empresa en Sevilla para reclamar el pago de las horas de más que hacía todos los meses que excedían en mucho su contrato de tiempo parcial de 25 horas semanales, con un salario de poco más de 400 euros al mes, y que se ampliara su contrato o se contratase más personal. También reclamó se le diera un uniforme de verano ya que seguía teniendo que ir a trabajar con uno de invierno».

Para CGT han sido esta relcamaciones las que han propiciado que finalmente haya sido despedida de unas dependencias municipales, a pesar de contar con el respaldo de los usuarios que diariamente acuden a estas instalaciones. Es más desde el sindicato se insiste que estos hechos «son conocidos por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento sin que haya hecho nada para hacer que la empresa que realiza un servicio público del propio consistorio haya intervenido para defender a esta trabajadora ante esta grave represalia laboral».

De esta manera lo que se espera que es que la trabajadora sea readmitida ya que no ha tenido ningún problema en su puesto de trabajo más allá de haber solicitado las mejoras laborales que consideraba oportunas.

«Hacemos responsable al Ayuntamiento de El Puerto de esta situación y anunciamos que comenzamos un conflicto contra la empresa Global Servicios Unión de Discapacitados para el Empleo y la Formación S.L. y contra el propio Ayuntamiento hasta conseguir que se acabe con esta injusticia hacia nuestra afiliada y sea readmitida en su puesto de trabajo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios