VERTIDOS DE FECALES

Apemsa certifica el correcto funcionamiento del aliviadero que da a Puerto Sherry

En este punto se encuentra el aliviadero general de la EDAR, una conducción de desagüe cuyo uso y funcionamiento está previsto en el caso de grandes lluvias

Apemsa certifica el correcto funcionamiento del aliviadero que da a Puerto Sherry

Tras las quejas de los usuarios de Puerto Sherry lamentando los vertidos que se llevan a cabo por el aliviadero ubicado en el Aculadero en épocas de lluvia, desde Aguas del Puerto (APEMSA) se ha comprobado que todo funciona correctamente. "Queremos aclarar que, en este punto se encuentra el aliviadero general de la EDAR, una conducción de desagüe cuyo uso y funcionamiento está previsto en el caso de grandes lluvias para poder evacuar el excedente del caudal que no puede llevarse a la EDAR, al superarse la capacidad puntual máxima de tratamiento de ésta. Las aguas que se vierten ya tienen un tratamiento previo de desbaste de residuos de mayor tamaño y con un grado de dilución suficiente para que no sean contaminantes".

La red de saneamiento de El Puerto se compone de un sistema de colectores, alcantarillado y estaciones de bombeo usados para la recogida y transporte de las aguas residuales y pluviales de la población, desde el lugar en que se generan, hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales Las Galeras, donde se tratan antes de verterlas al mar.

"El pasado 5 de noviembre se registraron fuertes precipitaciones en la zona, por lo que las escorrentías de aguas pluviales recogidas en los imbornales distribuidos por el término municipal fueron conducidas a través de los colectores de saneamiento hasta el tanque de anticontaminación de la EDAR Las Galeras. Este dispositivo, que se construyó en el año 2014, realizó la labor para la que está diseñado, recogiendo y almacenando las primeras aguas que llegan a la EDAR (hasta 9.000.000 de litros) de forma que, aunque éstas superen puntualmente el caudal instantáneo máximo que se puede tratar en la planta, el excedente queda retenido en el tanque para, una vez normalizados los caudales, puedan ser bombeados a la planta para su tratamiento antes del vertido final".

Según la entidad, una vez se supera esta capacidad, está previsto que el agua excedente del tanque se alivie a través del colector de desagüe. El agua que se vierte, pasa previamente por un sistema de pretratamiento consistente en un tamiz rotativo de forma que se eliminan todos aquellos residuos de tamaño más grueso y tiene un grado de dilución suficiente para que no sean contaminantes. Este alivio se mantiene hasta que los caudales en los colectores de llegada a la EDAR se normalizan y vuelve a quedar volumen accesible en el tanque anticontaminación.

Aunque este es el aliviadero más importante, existen más ubicados en varios puntos de la Ciudad. Sin estas instalaciones, la red de saneamiento no podría recoger las aguas de lluvia a la velocidad necesaria, se colapsarían y la Ciudad entera se convertiría en un lago.

"No obstante, desde APEMSA rogamos que si los usuarios de Puerto Sherry observan que se produce algún vertido en el aliviadero del Aculadero, sin que sea provocado por un episodio de lluvia, nos avisen de inmediato ya que puede tratarse de una avería y debe ser reparada lo antes posible".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios