REGULACIÓN URBANÍSTICA

Las viviendas en suelo no consolidado de Chiclana podrán acceder a los servicios básicos

Numerosos vecinos del diseminado podrán disfrutar provisionalmente de luz, agua y alcantarillado, mientras se tramita la Ordenanza de Regularización

Actualizado:

El Gobierno municipal valoró positivamente la aprobación por parte de todos los grupos políticos en el Parlamento de Andalucía de la proposición de ley que garantiza el acceso provisional a los servicios básicos en viviendas de primera residencia que se encuentran en fase de regularización.

De esta forma, la modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) posibilitará que las viviendas situadas en suelo urbano no consolidado puedan obtener los servicios mínimos de luz, agua y alcantarillado de forma provisional durante un periodo de dos años, mientras se lleva a cabo el proceso de regularización de viviendas.

En este sentido, la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, destacó que esta modificación «posibilitará ampliar los suelos que pueden acceder, de forma provisional, a los servicios básicos. Hasta ahora la disposición transitoria cuarta de la LOUA hacía referencia a los suelos no urbanizables, pero ahora se le añade un punto que abarca los suelos que cuentan con una ordenación pormenorizada detallada y que han sido aprobados definitivamente».

Así pues, numerosas viviendas del diseminado y que forman parte del suelo urbano no consolidado podrán acceder de forma inmediata y provisional a servicios básicos de luz, agua y alcantarillado. «Eso sí, deben ser viviendas habituales, para lo cual estamos trabajando de cara a la necesaria justificación de vivienda habitual por parte de los vecinos interesados», indicó la delegada de Urbanismo, quien añadió que es una «gran noticia, puesto que son muchas las familias que residen habitualmente en el extarradio y cuentan con agua potable y alcantarillado en sus puertas, pero hasta ahora no podían acceder a dichos servicios».

Las ordenanzas, a punto

Por su parte, la delegada municipal de Diseminado, Cándida Verdier, aclaró que esta modificación de la LOUA «es una herramienta más de acompañamiento a la Ordenanza que estamos a punto de concluir. Estamos hablando de un mecanismo transitorio en el que se plantean soluciones coordinadas para minimizar el impacto ambiental y ejecutar las infraestructuras indispensables para el acceso provisional a los servicios básicos para este tipo de viviendas», incidió Verdier, quien añadió que el objetivo «es que, en el menor tiempo posible, se pueda solucionar el problema existente en el diseminado de Andalucía y, en especial de municipios como es el caso de Chiclana, en los que proliferan las viviendas construidas sin servicios básicos».

Finalmente, la portavoz del Gobierno felicitó a los grupos políticos con representación en el Parlamento de Andalucía por «la celeridad y la confluencia en este asunto. Agradecer el entendimiento de todas las fuerzas políticas y su unidad en un asunto que, al fin y al cabo, es de interés general, ya que afecta al día a día de cientos de familias en Chiclana.

En el Ayuntamiento de Chiclana estamos trabajando para que en breve podamos aprobar definitivamente la Ordenanza de Regularización y así poder iniciar el proceso de regularización y dotación de servicios básicos definitivos a las viviendas situadas en suelo urbano no consolidado. Mientras tanto, buena parte de los vecinos podrán disfrutar de dichos servicios de forma provisional», recalcó.