Desde el Ayuntamiento se quiere evitar la mala imagen y la inseguridad que ofrecen las fincas abandonadas.
Desde el Ayuntamiento se quiere evitar la mala imagen y la inseguridad que ofrecen las fincas abandonadas.
CHICLANA

La Ordenanza sobre solares y edificios ruinosos comienza a dar sus frutos

Cuatro propietarios de viviendas sin acabar y edificaciones y solares en estado de abandono han comenzado a trabajar de cara a su reactivación

Actualizado:

La delegada municipal de Urbanismo, Ana González, realizó un primer balance de la Ordenanza sobre solares y edificaciones ruinosas, aprobado en Pleno en julio de 2016. En este sentido, González destacó que, en poco más de un año, «esta Ordenanza está dando sus frutos, puesto que se ha reactivado cuatro edificaciones, que forman parte del registro de edificaciones y solares que ya se ha elaborado».

Tal y como expuso la edil «de momento, no se ha inscrito ninguna propiedad incumplidora, pero hemos trabajado en cuatro casos, uno en la carretera de Fuente Amarga, que cuenta con un total de 30 viviendas, otro en la calle Cuesta del Matadero, con 44 viviendas, un solar en la calle Huerta Chica y una estructura de hormigón en la zona de Las Albinas.

En el caso de la promoción de Fuente Amarga, estaba prevista la caducidad de la licencia, aunque antes se le dio trámite de audiencia al propietario, que nos comunicó que estaba dispuesto a reactivar el proyecto», recalcó Ana González, quien añadió que aún esta pendiente de solicitar la correspondiente licencia.

Otro caso de un bloque de viviendas prácticamente terminadas, pero sin licencia de primera ocupación, se ubica en la calle Cuesta del Matadero, con 44 viviendas. «Cuando se le notifica al propietario el incumplimiento, éste decide activar la promoción, teniendo a día de hoy ya la licencia de obra menor de cara a proceder a ejecutar las actuaciones necesarias para su puesta en valor», indicó la actual responsable de Urbanismo.

Por otro lado, en cuanto a la estructura de hormigón existente en la calle Las Albinas, también incluida en el registro de solares y edificaciones ruinosas, hay que destacar que el propietario ha presentado en la Delegación de Urbanismo un proyecto para su demolición y actualmente está pendiente de resolver la licencia.

Finalmente, el cuarto ejemplo de la puesta en marcha de esta Ordenanza se encuentra en la calle Huerta Chica, donde se encuentra una finca declarada como ruinosa. «Aclarar que la Ordenanza contempla distintos tipos de incumplimientos, entre ellos, el deber de conservación y rehabilitación. Y, en este caso, los propietarios ya han presentado el proyecto de demolición, aunque se le ha hecho un requerimiento para que presente el correspondiente informe de Cultura», indicó.

«De alguna manera, a través de esta Ordenanza forzamos a los propietarios a que se pongan las pilas y se cumpla la función social de la vivienda, que aparecen en la LOUA y en el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación», resaltó Ana González, quien recordó que en la Delegación Municipal de Vivienda «hay actualmente más de un millar de personas inscritas en el Registro de Demandantes de Viviendas.

Así pues, nos parece injusto que existan viviendas vacías en Chiclana, mientras haya familias que no pueden acceder a un hogar», expresó la delegada de Urbanismo, quien aclaró que «haremos un seguimiento a estos cuatro casos, al igual que al resto. Así, en caso de no cumplir, podríamos llegar al extremo de sacar a concurso esa propiedad e, incluso, expropiarla para su posterior puesta en valor», aunque son opciones que por el momento no s contemplan.